Acevedo y Benegas cuestionaron la jugada del penal

Podrán sacarse la bronca en casa

28 May 2018
1

COMPLICADOS. Tanto Lucas Acevedo como Ismael Benegas tuvieron problemas a la hora de marcar a Miracco y Passerini. foto de maría silvia granara (especial para la gaceta)

JUNÍN (por Bruno Farano, enviado especial de LG Deportiva).- La dupla central de San Martín ni siquiera intentaba disimular esa mezcla de enojo y de resignación con la cual entonaban cada palabra pronunciada ante la prensa, al término del partido. Tanto Lucas Acevedo como Ismael Benegas coincidieron en señalar que solamente el árbitro, Germán Delfino, vio falta en el penal que cobró, y que significó el gol con el cual perdió el “Santo”.

“El gol llega por un penal inexistente. Luego hay que jugar contra eso y se hace muy complicado”, dijo el paraguayo. Ante una consulta, precisó que el réferi le cobra la falta a Acevedo. “Pero ni lo tocó. El tipo se tira. Y bueno, esto es fútbol, con la viveza también se juega, y desgraciadamente nos perjudicó a nosotros”, añadió.

No solamente le reprochó el penal; también protestó por las tarjetas amarillas a casi toda la defensa del “Santo”. “A mí me la saca tras un choque de cabeza; es muy jodido, y más porque los amonestados son los de atrás”, expresó Benegas.

Acevedo salió a hablar con los periodistas que esperaban a la puerta del vestuario visitante luego de haber visto por televisión la jugada del penal, varias veces. “No sé qué sancionó. El arbitro cobró un penal inexistente”, dijo.

De todas maneras, ambos defensores confían en que en el partido de vuelta -se jugará el domingo, a las 16.40, en la Ciudadela- cambiará la historia. “Hay que ganar en casa. Estos partidos son así: los mínimos errores se pagan caro. Pero tenemos la definición en nuestra cancha. Habrá que estar concentrados todo el partido. Va a ser duro, pero tenemos que ir a morir”, consideró Acevedo. “El próximo lo jugamos en La Ciudadela y allí somos fuertes. Estamos esperanzados en que podemos llegar al objetivo”, agregó Benegas.

Matías García admitió que no salió un partido vistoso pero consideró que eso se debe a lo que está en juego. “Son finales, se juegan así, con poco fútbol y con mucha lucha, con mucha fricción”, dijo. Pero también se mostró optimista: “lo bueno es que lo vamos a definir en casa”.

Comentarios