La presidencia de Colombia se decidirá en segunda vuelta

Se pone en juego el acuerdo de paz con las FARC. Los postulantes también proponen rumbos económicos muy diferentes Duque, delfín del conservador Uribe, y el ex guerrillero Petro fueron los más votados

28 May 2018
1

TRANQUILIDAD. Organizaciones no gubernamentales dijeron que no hubo incidentes durante la votación. reuters

BOGOTÁ, Colombia.- El conservador de derecha Iván Duque y el ex guerrillero de izquierda Gustavo Petro van a dirimir en el balotaje cuál de los dos será el próximo presidente de Colombia. En las elecciones celebradas ayer, ninguno de los dos consiguió la mitad más uno de los votos, necesarios para imponerse en primera vuelta.

Con el escrutinio del 99,99% de las mesas de votación, Duque obtuvo el 39,1% de los votos (casi 7,6 millones de sufragios), mientras Petro lograba un 25,1% (casi 4,9 millones de boletas), según cómputos oficiales.

Los centros electorales cerraron a las 16 (las 18 en la Argentina), tras ocho horas de votación para elegir al sucesor del presidente Juan Manuel Santos para el período 2018-22, en una jornada caracterizada por la alta participación y la tranquilidad.

Convocatorias

“Quiero gobernar Colombia sin espejo retrovisor, mirando hacia el futuro; quiero un país de legalidad, de lucha frontal contra la corrupción, que haya seguridad en todo el territorio”, dijo Duque, tras emitir su voto.

Duque es del partido Centro Democrático que responde al ex presidente Álvaro Uribe y que se opuso al acuerdo de paz firmado entre el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Petro se declaró “preocupado por la normalidad” de la votación y pidió a la ciudadanía que reporte cualquier tipo de fraude.

Santos exhortó al pueblo a votar para que fueran “las elecciones con mayor participación en la historia de Colombia”.

Tras sufragar por primera vez, el líder del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (sucesor de la desmovilizada guerrilla), Rodrigo Londoño, alias Timochenko, manifestó su esperanza que éste fuera “un día de reconciliación entre todos los colombianos”.

Las casi 97.000 mesas ubicadas en 11.300 puestos de votación cerraron a la hora prevista.

Un poco más de 36 millones de personas mayores de 18 años estaban habilitadas para escoger al sucesor de Santos. Los aspirantes a ese cargo fueron -además de Duque y Petro- Sergio Fajardo, Germán Vargas Lleras y Humberto de la Calle.

Temores internos

La campaña electoral transcurrió entre el temor de que la derecha destruya el acuerdo de paz con las FARC y el de que un cambio de modelo de la izquierda provoque una crisis económica y social.

Duque, abogado de 41 años experto en economía, goza del respaldo de los inversionistas por su propuesta de reducir impuestos. Además, propone cambiar el acuerdo de paz para impedir que ex líderes de las FARC ocupen bancas en el Congreso.

Petro, un economista de 58 años de la coalición Colombia Humana, fue alcalde de Bogotá y perteneció a la guerrilla del M-19. Él promete mantener el acuerdo de paz, reducir la dependencia económica del petróleo y el carbón, y recortar la brecha social con ideas que generan temor entre los empresarios, como la compra de tierras por parte del Estado a terratenientes.

Medidas externas

El balotaje será el 17 de junio.

Desde el lunes se viene votando en Consulados y Embajadas del país: 234 puntos en el exterior, con 1.500 mesas.

En territorio colombiano, Migración Colombia dispuso el cierre de los siete pasos fronterizos habilitados con Venezuela, desde el 24 de mayo hasta hoy, para garantizar la seguridad de las elecciones. (DPA-Reuters-Télam)

Comentarios