“Era desesperante, no sabíamos si había más víctimas debajo de los escombros”

Uno de los primeros policías en llegar al lugar se encontró con un panorama desolador

26 May 2018
1

El comisario José Labrín es subdirector de la Guardia Urbana de la Policía. Fue uno de los primeros uniformados que llegó al lugar de la tragedia, en la noche del miércoles pasado. Labrín comentó que a pesar de sus 28 años de experiencia, no le había tocado intervenir en una situación similar. “Era una situación desesperante, no sabíamos si había más víctimas debajo de los escombros”, señaló.

Momentos antes, un agente de esa unidad especial se había dirigido a ese lugar, porque se había registrado un arrebato en 24 de Septiembre y Maipú. “Él fue quien se dio con la tragedia. Nos avisó de inmediato. Nosotros estábamos en la zona de la Casa de Gobierno, así que llegamos rápidamente”, recordó. El oficial señaló que la escena con la que se encontró lo dejó impactado. “Nos encontramos con un marco terrible. Lo primero que observé fue la nube de polvo. La gente gritaba desesperada”.

El comisario señaló que a través de la radio de base solicitó ambulancias y la presencia de personal de Bomberos. “Necesitábamos contener a la gente que estaba agolpaba en el lugar”, indicó.

Labrín explicó que, en su desesperación, la gente quería colaborar. “Era muy peligroso. No sabíamos si se podían producir otros derrumbes. Lo que los transeúntes querían era ayudar con el rescate de víctimas, era una muy peligroso para ellos”, refirió.

“Había una persona tirada a la salida de la playa de estacionamiento, Tenía algunos ladrillos encima y estaba sin signos vitales”, contó. Era la primera víctima fatal: Víctor Hugo Aranda.

El jefe policial agregó que en ese momento, los aspirantes a ingresar a la fuerza habían salido a realizar las prácticas. “Ellos también colaboraron para llevar a los curiosos fuera de la zona. Para ellos, con pocos meses en la fuerza, debe haber sido muy conmovedor”, dijo.

Luego llegó el personal de Bomberos. “Hacíamos cadena para sacar la mayor parte de ladrillos. Luego llegaron más rescatistas. Entonces hallaron a las otras dos víctimas (María Cristina Sosa, Miguel Morandini).

“Fui uno de los últimos que me retiré. Fue desgarrador, lo primero que pensé es que las víctimas podrían ser nuestros familiares. Me puse en lugar de las familias de las víctimas”, concluyó.

Comentarios