La producción máxima sería de 1,59 millón de toneladas

Con buena maduración y pocas heladas. La sección Caña de Azúcar de la Eeaoc difundió su primer reporte acerca de la estimación de superficie cosechable, de materia prima y de endulzante estimado

25 May 2018
1

EN CAMPOS. La superficie neta cosechable total con caña de azúcar en la provincia fue estimada, para esta temporada, en 273.460 hectáreas. la gaceta / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO (archivo)

Si las condiciones climáticas acompañan, para esta zafra la superficie cosechable será de 14,6 millones de toneladas de materia prima, con un rendimiento fabril del 10,9% y un azúcar estimada en 1,59 millón de toneladas. Y esta perspectiva dependerá de que haya una buena maduración, ausencia de heladas o leves heladas. Ahora bien, si se registra una maduración intermedia, con heladas moderadas o abundancia de lluvias, el rendimiento fabril podría ser de 10,3%, con una estimación de 1,47 millón de toneladas de azúcar y un volumen de materia prima de 14,27 millones de toneladas. El tercer escenario, si es que son malas las condiciones para la maduración, con heladas severas y problemas en el desarrollo de la zafra, dice que el rendimiento estará en un 9,7%, en un nivel de materia prima de 13,8 millones de toneladas y 1,3 millón de toneladas de azúcar estimada. Esto surge del informe elaborado por la sección Sensores Remotos y SIG del área Caña de Azúcar de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc). El relevamiento fue realizado entre enero y mayo, en base a utilizó información terrestre e imágenes satelitales Landsat 8 OLI y Sentinel 2A y 2B MSI, con el fin de estimar la superficie cosechable y los volúmenes de caña de azúcar y azúcar para esta zafra.

De acuerdo con el diagnóstico, al que accedió LA GACETA, el inicio del ciclo de crecimiento 2017-2018 se caracterizó por el déficit hídrico que se mantuvo durante la época primaveral y que persistió durante el inicio del período estival, en el mes de diciembre. Lo anterior provocó un retraso generalizado en el crecimiento de la caña de azúcar, principalmente en las zonas donde el déficit fue más acentuado.

Entre enero y febrero se registraron intensas lluvias que posibilitaron la recarga de humedad de los perfiles de suelo, lo que permitió recuperar parte del crecimiento vegetativo de los cañaverales. Durante marzo las precipitaciones fueron irregulares, provocando un déficit hídrico, en algunas localidades, en las cuales se notó una disminución en el ritmo de crecimiento de la caña de azúcar, indica el reporte. Las cálidas condiciones de abril y mayo favorecieron el crecimiento adicional de la sacarífera, especialmente en la zona este de la provincia, puntualiza. De acuerdo con el informe, la superficie neta cosechable total con caña de azúcar para Tucumán en la zafra 2018 fue estimada en 273.460 hectáreas. De ese total, un 20,2% corresponde a Leales; otro 17,4% a Cruz Alta, un 15% a Simoca y un 11,6% a Burruyacu, las principales extensiones cañeras de la provincia.

En base a los datos alcanzados y con la información del relevamiento a campo de los cañaverales de la provincia, se obtuvo que el volumen global disponible de caña de azúcar para Tucumán estaría en el orden de las 15,4 millones de toneladas. Sobre ese valor se debe descontar una cifra aproximada a las 800.000 toneladas en concepto de caña destinada a semilla. Considerando la deducción de la caña semilla, la disponibilidad de materia prima sería de 14,6 millones de toneladas, enumera el reporte elaborado por la Sección Caña de Azúcar de la Estación Experimental, a cargo de Jorge Scandaliaris.

Otro reporte

Los investigadores y los técnicos de esa área aclaran que, tal como se viene haciendo desde 1989, la cantidad de materia prima disponible se expresa como caña neta.

“Debe puntualizarse, además, que a los valores probables de producción de azúcar, se deben restar los volúmenes de jugo que puedan ser derivados para la elaboración de alcohol”, agregan en el diagnóstico.

La información obtenida corresponde a una aproximación a la producción probable de azúcar o azucares equivalentes en Tucumán, al inicio de la zafra 2018. Durante agosto, “será necesario realizar nuevas evaluaciones para ajustar las estimaciones en función de la evolución de la maduración, la incidencia de las heladas y el desarrollo general de la zafra”, finalizan.

Comentarios