“Conservar una fachada no es proteger un edificio patrimonial”

La arquitecta Rossi afirmó que “no todos” los viejos inmuebles del centro “están en peligro”.

25 May 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

Durante la entrevista concedida a “Buen día”, el noticiero matutino de LG Play, la arquitecta Silvia Rossi fue contundente respecto de los comentarios en las redes sociales, referidos al mal estado de conservación de las construcciones de principios del siglo pasado enclavadas en el microcentro de la ciudad: “el hombre es el culpable de todo lo que hace con los edificios, la ciudad y la naturaleza”.

En este diálogo sobre el derrumbe de la fachada del edificio que albergó al ex cine-teatro Parravicini y que causó conmoción entre los tucumanos porque se cobró la vida de tres personas, Rossi, representante por la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) en la Comisión de Patrimonio Cultural de la Provincia, se mostró conmocionada con lo ocurrido la noche del miércoles en 24 de Septiembre al 500. “Conservar una fachada no es proteger un edificio patrimonial; es una práctica que se hace, pero no es lo que corresponde. Es un edificio que estaba abandonado desde hacía años”, afirmó.

Las columnas del convento franciscano tienen grietas

Para reforzar su opinión, la arquitecta Rossi analizó las obras que había encarado la empresa Antonio José Fortino SRL, que pretendía resguardar la fachada del añoso edificio para construir dos modernos locales comerciales y una amplia playa de estacionamiento.

La triple tragedia en el ex Parravicini abrió el debate en torno a las fachadas

“La fachada es una estructura que va vinculada con el resto del edificio. Hay recursos técnicos para hacerlo. Lo que se hizo en el ex edificio donde funcionaba la radio LV 12 (calle Virgen de La Merced al 100), es un pésimo ejemplo porque ha quedado una caricatura de lo que era ese inmueble. Evidentemente han utilizado recursos técnicos que les permitieron hacerlo”, explicó la integrante de la Comisión de Patrimonio.

Consultada por LG Play sobre el estado de los viejos edificios del microcentro y las posibilidades de que puedan derrumbarse, Rossi no dejó dudas: “no están todos en peligro”. Pero aclaró: “que haya un porcentaje de edificios descuidados y sin uso no quiere decir que estén en riesgo de colapso. De golpe, la desidia previa termina con este tipo de soluciones (preservar la fachada) que son tan malas como no haber hecho nada para conservarlos”.

La Justicia indaga si hubo trabajos no habilitados en el ex Parravicini

En este sentido, la arquitecta reiteró que los edificios antiguos están mejor apuntalados. “El hombre es el culpable de todo lo que hace con los edificios, la ciudad y la naturaleza. Estructuralmente, estos edificios antiguos tienen una generosa cantidad de vigas de hierro que eran más grandes y resistentes que las que se colocan actualmente. Que uno los vea abandonados por el desuso no quiere decir que el inmueble vaya a colapsar. Este es un problema complejo en el que se ha colaborado en todos los ámbitos. Esto no tuvo por qué suceder en Tucumán”, aseguró Rossi.

Comentarios