10 cosas a las que tuvo que renunciar Meghan Markle para casarse con el príncipe Harry

La actriz cambió drásticamente de vida luego de su decisión de formar parte de la realeza.

21 May 2018
1

DEMASIADO AMOR. Las cosas a las que tuvo que renunciar la actriz Meghan Markle para casarse con el príncipe Harry. FOTO TOMADA DE BBC.COM.

El príncipe Harry se casó con la actriz estadounidense Meghan Markle en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor y miles de personas siguieron la ceremonia a través de pantallas gigantes.

Ambos dieron el sí y se prometieron amor para siempre. Sin embargo, no todo es tan perfecto como parece. Markle tuvo que renunciar a muchas cosas para poder ser su esposa.

La venganza de Diana: por qué la boda de Harry rompió con las tradiciones de la realeza

1- Renunció a su carrera de actriz. Markle tuvo que renunciar a la serie de Suits y no podrá volver a la actuación nunca más.

2- Eliminó todas sus redes sociales. Los miembros de una familia real no tienen cuentas en las redes y ella, por su propia cuenta, decidió borrarlas.

3- Abandonó su religión. Aunque Megahn es de origen católico, deben bautizarse en la iglesia Anglicana. 

4- Debió dejar su marca de ropa. Ella diseñó una línea de prendas con la marca Reitmans que ahora debe despedirse de esa creación.

5- Modificó su nombre. Después del casamiento Rachel Meghan Markle pasó a llamarse Rachel Megan Mountbatten-Windsor.

Por qué Máxima de Holanda no fue a la boda del príncipe Harry y Meghan Markle

6- Cambió su estilo. No podrá usar más pieles, escotes ni carteras grandes.

7- No asistirá a fiestas. Los eventos solo pueden estar bajo agenda y en forma privada. La diversión pública está prohibida.

8- No manifestará demostraciones de amor. La realeza no puede tener gestos de afecto en público. 

9- No tendrá una postura política. Meghan tiene prohibido tomar una posición con respecto a cualquier situación. De hecho, ni siquiera tendrá permiso para votar. 

10- Dejó a su mascota. Bogart, su perro labarador, pasará sus últimos días con unos amigos de Meghan en Toronto. 

Comentarios