Llega la hora del fútbol

20 May 2018
1

DE TEMER. Di Zeo, jefe de “La 12”, la barra de Boca, viajará al Mundial.

Pocas veces, como en estos días, sonó tan necesario el nombre del conocido programa de TV de Quique Wolff: “Hablemos de fútbol”. Mañana tendremos finalmente la lista de 23 jugadores, un plantel que confirmará la vocación de ataque y juego agresivo que ojalá logre plasmar en Rusia Jorge Sampaoli. Y, sin gran chance de falsos debates (no se ven injusticias evidentes y siempre hay que aceptar apuestas muy personales del DT), no quedará entonces más alternativa que comenzar a hablar de fútbol. Porque las previas de los Mundiales, sabemos, suelen inflarse con tonteras de todo tipo. El problema es que las tonteras de Rusia 2018 están superando lo imaginable.

¿Serán los prejuicios que alimenta Rusia lo que llevó a TyC Sports a jugar con otros prejuicios para que le terminara saliendo el tiro por la culata con su spot sobre la homofobia y Vladimir Putin, rápidamente sacado de circulación después de recibir doble repudio, de Moscú por un lado y de los colectivos gays por otro? Lo más ridículo sucedió sin embargo en la charla del martes pasado en la propia AFA. Fue buena la intención de ayudar a quienes vayamos al Mundial. Se arruinó sin embargo por la poca calidad del expositor y por la desprolijidad de la AFA para controlar contenidos como organizadora responsable de la charla. El punto que pretendía instruirnos sobre cómo seducir chicas en Rusia, misógino, machista, confirma lo mucho que queda todavía por recorrer para que la mujer deje de ser discriminada. Sin embargo, tomo cierta distancia de quienes se rasgaron las vestiduras por la torpeza de la AFA, pero nada dicen sobre otras discriminaciones tanto o más graves que vemos cotidianamente en nuestra sociedad.

Estuve el martes allí y advertí de inmediato con mis colegas vecinos la estupidez del instructivo, no solo por los consejos sobre las chicas rusas, para peor tomados de una página web y sin advertir que las “instrucciones” eran así de infantiles porque fueron escritas con “sarcasmo”, según aclararon luego los propios autores del blog en cuestión. En rigor, todo el instructivo de la AFA, el escrito pero también el verbalizado por el profesor Eduardo Pennissi, estaba lleno de lugares comunes. El historiador ruso Alexander Dementiev, que lleva siete años viviendo en Buenos Aires, se rió, por ejemplo, por tanto énfasis en que los hombres rusos no se besan. Recordó inclusive que el beso acaso más famoso entre hombres de la historia tuvo como protagonista justamente a un célebre premier de la exURSS, Leonid Brezhnev. Fue “el beso fraternal de solidaridad socialista” de 1979 entre Brezhnev y Erich Honecker, su par de la entonces Alemania Oriental.

El beso suele consistir en un gran abrazo y luego tres besos en las mejillas alternas. Pero puede ser en los labios en los casos de especial relación de amistad, como era el caso de Brezhnev y Honecker. Una versión pictórica del “Beso Fraternal” sobrevive hoy en la cara oriental del Muro de Berlín. La obra de Dimitri Vrubel lleva título burlón sobre la caída de un sistema (“El beso de la muerte”). Y debajo dice: “Dios, ayúdame a sobrevivir a este amor letal”. Rusia tiene miles de historias para contar. Ojalá podamos hacerlo eliminando prejuicios.

La lista de argentinos que irán Rusia, crisis mediante, sufrió ya la baja del presidente Mauricio Macri. Tampoco irá el famoso Brujo Manuel. Los que sí siguen asegurando que estarán allí son los capos de “La 12”, la barra de Boca, la nueva barra oficial de estos tiempos. Hay que leer “Asalto al Mundial”, el libro que el periodista Gustavo Grabia presentó la semana pasada en La Feria del Libro. El detalle sobre cómo La 12 retomó el liderazgo tras la decisión de la AFA de mudar a La Bombonera el partido ante Perú.

Boca fue otra vez sede de eliminatorias después de casi 20 años. “La 12” estuvo presente, con Rafael Di Zeo “comandando todo el operativo desde la calle”. El cotillón de fuegos artificiales, los tirantes y los paraguas celestes y blancos, las 500 camisetas con el número 10 y la leyenda “Jugador Número 12, Los dueños de la historia”. Y las 900 entradas, claro. El 10% de esa cifra, estima Grabia, serán los miembros de “La 12” que irán a Rusia. Di Zeo en primera fila.

El líder de “La 12” tiene hoy prohibido el ingreso a los estadios, pero sigue bien activo, bajo perfil, lejos de las maniobras que hacen otras barras para recaudar dinero y viajar a Rusia, y casi todas ellas sí más perseguidas por la policía. “La 12” fue anfitriona unos meses atrás de barras rusos que visitaron las canchas de Chicago, San Lorenzo y Vélez, además de La Bombonera, claro. Supuestamente negociaron hospedaje a cambio de apoyo para eventuales combates contra hinchas ingleses. Pero en Rusia habrá más vigilancia que en México, donde en 1986 chocaron barras y hooligans a plena luz del día.

Mucho más interesante, también a plena luz del día, brilló un tal Diego Armando Maradona. Ahora está Leo Messi. Y Sampaoli que le busca un equipo para acompañarlo. Quiénes y cómo lo harán es lo que todavía no sabemos. Llega el momento de hablar de fútbol. Mejor aún será cuando comience a rodar la pelota. Esa será la hora de la verdad.

Comentarios