Una jornada violenta en Gaza dejó 58 muertos

Más de 2.800 personas resultaron heridas junto a la valla que separa los territorios palestinos de Israel. Exigen el fin de la ocupación. Se desató una controversia internacional. Fuerzas israelíes dispararon a manifestantes palestinos, que reclamaban contra la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

15 May 2018
1

FRONTERA. Jóvenes palestinos corren para ponerse a cubierto de los gases lacrimógenos que lanza el ejército israelí. reuters

FRONTERA DE GAZA.- La embajada de Estados Unidos en Jerusalén fue inaugurada oficialmente ayer, durante una ceremonia presidida por el embajador de ese país en Israel, David Friedman.

La represión a las protestas en la frontera de la Franja de Gaza causó la muerte a, por lo menos, 58 palestinos y dejó más de 2.800 heridos, muchos de ellos como producto de disparos del ejército israelí. Es la mayor cifra de muertos palestinos en un solo día desde que comenzó la “Gran Marcha del Regreso”, el 30 de marzo; y desde la guerra de Gaza del 2014.

El presidente estadounidense, Donald Trump reconoció en diciembre a Jerusalén como capital de Israel, en un paso unilateral controvertido. También anunció el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, una medida que fue criticada a nivel internacional.

La apertura de esa embajada es uno de los motivos que llevaron ayer a multitudinarias protestas en territorios palestinos.

Israel conquistó Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967 y rechaza la exigencia de los palestinos de que esa parte de la ciudad sea la capital de un futuro Estado de Palestina.

“Hace 70 años, David Ben Gurion proclamó la independenciadel Estado de Israel -dijo Friedman-. Setenta años después, Estados Unidos da el siguiente paso”.

Decenas de miles de manifestantes llegaron ayer a la frontera. Muchos se acercaron a la valla israelí, algo que los líderes del Estado judío habían prometido que no permitirían. Los manifestantes, algunos armados con hondas, lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad israelíes, que respondieron con gases lacrimógenos y con disparos.

“Hoy es el gran día cuando cruzaremos la valla y le diremos a Israel y al mundo que no aceptaremos estar ocupados para siempre”, dijo Ali, un profesor de Ciencias de Gaza. “Puede que muchos sean martirizados hoy, demasiados, pero el mundo escuchará nuestro mensaje. La ocupación debe terminar”, afirmó.

Líderes israelíes y una delegación estadounidense -que incluye al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y a la hija y al yerno de Trump, Ivanka Trump y Jared Kushner- asistieron a la apertura de la embajada.

“Un gran día para Israel”, dijo Trump en Twitter. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, hizo eco de las palabras del mandatario estadounidense. “Hoy es un día emotivo para el pueblo de Israel y para el Estado de Israel”, escribió Netanyahu en Twitter.

Su homólogo palestino, Rami Hamdallah, indicó que el reconocimiento estadounidense de Jerusalén como capital de Israel en diciembre, y el traslado de su embajada ahora, son “violaciones flagrantes de la ley internacional”.

El lugar de la disputa

En mayo de 1948, luego de que se frustrara el plan de partición de las Naciones Unidas y los países árabes le declararan la guerra al recién nacido Estado de Israel, el asunto se zanjó con la firma de un armisticio.

La negociación, mediada por la ONU y firmada por Jordania, Egipto, Líbano e Israel en 1949, estableció una línea que dejaba bajo control israelí el oeste de la ciudad y en las manos jordanas el este. Sobre esa línea se levanta la nueva embajada de los Estados Unidos en Jerusalén. Parte del complejo está en la zona oeste y parte, en el este.

El edificio es (desde 2010) el Consulado General de los Estados Unidos en Israel. Está en lo que se conoce como “tierra de nadie”, territorio más allá de Jerusalén Oeste y de la línea de armisticio de 1949, pero cuyo estatus quedó sin determinar durante la negociación.

La nueva embajada es una pequeña fortaleza que ocupa casi una manzana. Tiene dos entradas y varias garitas de vigilancia, y se accede subiendo una cuesta de unos 200 metros. Estados Unidos confirma que planea construir un nuevo edificio para la embajada. (DPA-Reuters)

En Esta Nota

Donald Trump
Comentarios