San Martín, un campeón solidario en 1948

15 May 2018

HOJEANDO EL ARCHIVO

MANUEL RIVA | LA GACETA

La historia futbolística tucumana está jalonada de hitos trascendentes y jornadas victoriosas. También la solidaridad es protagonista de esta historia, como ocurrió con el torneo relámpago jugado en mayo de 1948, al mismo tiempo que el certamen oficial Competencia, de la Federación Tucumana de Fútbol. Aquel torneo se realizaba a beneficio del club All Boys, que dejaba su estadio de avenida Benjamín Aráoz, en el parque 9 de Julio, donde se construyó el Hogar Escuela.

El público se dio cita en el estadio de Argentinos del Norte, vecino de los “gallegos”, para ver los encuentros que disputaron los ocho equipos de Primera división de entonces: San Martín, Atlético, Tucumán Central, Central Córdoba, Obras Sanitarias, Argentinos del Norte, Central Norte y All Boys.

Nuestro diario resaltó la actitud de todos los equipos de disputar con muchas ganas el torneo y la total corrección del público, que dio un marco de aliento total a las divisas que estaban en el campo de juego.

El certamen comenzó a disputarse el 6 de mayo con los primeros cuatro encuentros eliminatorios.

En primer término se enfrentaron Central Córdoba con All Boys, que tras una lucha muy pareja y electrizante -decía el diario- terminaron el encuentro empatado en tres goles. Aquí la sorpresa por la definición, que no vino ni por penales ni por alargue, sino por quien tuvo menos corners en contra. Se impusieron los “azules” por 7 corners a 3, informaba nuestro cronista. A continuación, estuvieron frente a frente Atlético Tucumán y Obras Sanitarias. Los decanos se alzaron con el triunfo por 3 a 1, ya que dominaron las acciones desde el principio. En el tercer turno disputaron los equipos de Argentinos y Central Norte, que con fuerza y corazón dieron una gran espectáculo que terminó empatado en dos tantos. La definición fue para los “sagrados” ya que tenía siete corners a favor contra cinco de los ferroviarios. El partido final de la jornada estuvo a cargo de San Martín y Tucumán Central y el triunfo fue para los santos, que ganaron 1 a 0. Cabe destacar que los encuentros se disputaron con tiempos reducidos a poco menos de una hora cada uno, ya que el primero comenzó a las 14.30 y el último finalizó a las 18.30. Realmente fue una jornada relámpago de fútbol que se jugó con intensidad para colaborar con una divisa amiga. Tras ella quedaron clasificados para las semifinales San Martín, Atlético, Argentinos y Central Córdoba.

Ya estaban definidos los semifinalistas del torneo solidario a beneficio de los “boys”. Nuestro diario anunciaba: en cancha de Argentinos del Norte se cumplirá la última parte del campeonato relámpago, debiendo jugarse los matches semifinales y la final que, de acuerdo con lo resuelto, tendrán una duración de 50 minutos divididos en dos períodos de 25 minutos cada uno, sin descanso. Los finalistas salieron de los encuentros de Atlético contra Central Córdoba y de San Martín contra Argentinos. La regla de definición, como vimos, era que si el encuentro terminaba en empate el ganador era aquel que haya cedido menos corners. Pero si aún así se mantenía el empate, el triunfador saldría de un sorteo.

Semifinales

La primera semifinal fue favorable a Central Córdoba. Los “azurros” empataron en un tanto con los decanos tras los 50 minutos de juego. Pero al ceder un solo corner contra tres de su rival se llevaron el partido que los depositó en la final. Una corta síntesis del encuentro indicaba que los albicelestes comenzaron mejor, pero a los 21 minutos Miguens abrió el marcador para los ferroviarios. Recién a los 19’ del segundo tiempo Martínez, con un regio cabezazo, igualó el encuentro. El tanteador no se modificó hasta el final.

La otra semifinal fue favorable a los “santos” que derrotaron a los “sagrados” por 2 a 0. Según nuestro cronista, el encuentro fue parejo hasta los primeros 20 minutos. Los albirrojos afinaron sus líneas y ajustaron las marcas, lo que les permitió a los 21 minutos abrir el marcador gracias un buen disparo de Barrionuevo. El segundo tanto estuvo a cargo de Díaz a los 21 minutos de la segunda parte. Nada más que decir y San Martín alcanza la final.

Definición

Tras poco más de una hora de descanso por parte del santo y algo más de los azurros, a las 17.15 del 9 de mayo de 1948 comenzaba la final. San Martín entró con la siguiente formación: Adet; Blasco y Coronel; Molina, Lemos y Coman; O. Juárez, R. Juárez, Barrionuevo, Díaz y Oliva. Central Córdoba: Menecier; Rondoletto y Aldana; Salinas, Pérez y Suárez; Sánchez, Urueña, Miguens, Pino y Robles. El encuentro fue favorable al equipo de La Ciudadela por 3 a 0 y se llevó el trofeo.

El partido comenzó con intensidad por parte de los santos, que antes de los primeros 10 minutos tuvieron tres oportunidades de gol dos de la cuales impactaron en el travesaño. A los 17, Lemos con un shot bajo y esquinado batió a Mencier. Terminó la primera parte 1 a 0 y Mencier, arquero azurro, fue reemplazado por Páez. La segunda parte también comenzó con punzantes ataques albirrojos, pero sin que se modificara el marcador. Recién a los 16’, Barrionuevo, sin marca, puso el tanteador 2 a 0. Este mismo, dos minutos más tarde, puso cifras definitivas al partido al lograr el tercer tanto. El comentario de nuestro colega de entonces señalaba: salvo esporádicas reacciones del perdedor, en general fue el team de La Ciudadela el que mantuvo la supremacía, mediante la certera labor de la defensa y el entendimiento que acusó el quinteto ofensivo.

San Martín se coronó así campeón de un certamen a beneficio y enfrentándose a los rivales clásicos de la máxima categoría. Las jornadas se cumplieron con absoluta normalidad, dando la impresión los jugadores de los clubes capitalinos de que llevaban la consigna de no apartarse de las normas que regulan su actividad en los fields. Los espectadores se mostraron satisfechos y como remache quedó un saldo financiero halagador y un vencedor del certamen con todos los merecimientos, cronicaba nuestro diario.

Comentarios