Ocho historias para conocer a los clanes narcos tucumanos

Los más de 20 clanes que se dedicarían a la comercialización de drogas en toda la provincia desde hace más de 10 años que vienen ocupando importantes espacios en las crónicas policiales. No sólo por la actividad de la que se los acusa o por la que se los investiga, sino por otras situaciones. En esas crónicas se pueden encontrar desde cómo lograron imponerse, pasando por romances, continuando por la mora judicial que existe en las causas que se les iniciaron y hasta insólitos problemas familiares.

13 May 2018

1. El Alerta

El secuestro de “la patrona” en villa 9 de julio


Hubo un hecho que encendió todas las alarmas entre los investigadores y que generó temor entre los tucumanos: el secuestro de Margarita Toro (foto), la supuesta líder del clan Los Toro. La víctima denunció a los miembros del clan Los Acevedo de haberla privado de su libertad y se sospecha que sus familiares pagaron $500.000 para que la liberen en El Cadillal. El caso quedó en manos de la Justicia Federal. Allí, según trascendió, ya ratificaron su denuncia Margarita y su hermana Verónica y desvincularon del hecho a Luis “Oreja” Peralta, sospechado de ser uno de los líderes de Los 30. Se rumoreó además que un equipo especial de una fuerza nacional estuvo haciendo trabajo de inteligencia en la provincia para tratar de resolver el caso. Por este hecho Villa 9 de Julio vivió días de máxima tensión. Tres días después del secuestro de la mujer que ya fue condenada por comercialización de drogas, Los Carrión habrían aprovechado el debilitamiento de sus rivales para atacarlos. En ese hecho un joven recibió un disparo.

2. Transformación

Los Acevedo habrían abandonado “el Sifón”


De los 23 grupos que se dedicarían a la comercialización hay varios de ellos que han sufrido cambios, como el clan de Los Acevedo. Varios de sus miembros habrían decidido abandonar El Sifón para dedicarse de lleno a las actividades vinculadas a La Inimitable, la barra brava de Atlético. El barrio, habría quedado en manos de los Robles, que son parientes políticos de Walter “Chichilo” Acevedo. Sus integrantes tienen causas pendientes con la Justicia. “Pipa” Robles está señalado como el autor del secuestro de Margarita Toro y de al menos otras dos personas vinculadas a la venta de drogas. Héctor “Ponja” Robles se encuentra en prisión por los homicidios de Juan Carlos “Porteño” Guevara (lo habría increpado porque vendía drogas cerca de su casa) y de Matías “Geniolcito” Rodríguez (habría intentado instalar un quiosco en la zona). De los miembros de la barra, solo Julio “La Chancha Rubia” Acevedo (foto) estuvo involucrado en una causa por venta de drogas. Después de haber estado preso más de un año, fue absuelto, ya que el tribunal declaró nulo el allanamiento donde le encontraron las sustancias.

3. Reorganización

“El rey del Paco” podría recuperar la libertad


Los últimos grandes procedimientos que realizaron las fuerzas de seguridad generaron un sacudón en diferentes barrios de la provincia. El caso más concreto es lo que sucedió en La Costanera. Detenido Rogelio “El Gordo” Villalba (foto), considerado como el “rey del paco” pasaron varios meses -en el medio hubo amenazas y disparos- para que se acomodaran las cosas. El espacio que dejó fue ocupado por una tal “La Gorda” -sería la hija del detenido-, un tal “El Puto Cristian” y un tal “Gordo Silla”. Todos habrían acordado seguir con el negocio ilegal, aunque se habrían divido las zonas donde instalarían sus quioscos. Los vecinos del barrio, que viven aterrorizados, dicen que el acuerdo se mantiene, pero que en cualquier momento se podría romper porque no todos estarían recibiendo las ganancias que habrían proyectado. Esta situación podría complicarse, puesto que entre septiembre y octubre estaría en condiciones de recuperar la libertad, puesto que cumplirá los dos años con prisión preventiva sin ser enjuiciado.

4. Pelea familiar

Dos grupos se disputan “La Bombilla” y Manantial Sur


En “La Bombilla” (barrio Juan XXIII), según las investigaciones y las causas que se manejan en la Justicia Federal, existirían al menos tres grupos dedicados, fundamentalmente, a la venta de marihuana. Entre los sospechados aparecen Los Reyna y Los Farías que son parientes directos, pero están enfrentados desde hace mucho tiempo por cuestiones que no están claras aún. Diferentes fuerzas de seguridad realizaron varios allanamientos en la distribuidora de gaseosas que tienen en el barrio, pero una sola vez encontraron cuatro kilos de marihuana y $ 800.000. El Gobierno, para tratar de poner paños fríos a la pelea entre ambos grupos, le entregó casas a Los Farías en el barrio Manantial Sur, y allí habrían decido instalar su negocio. Sin embargo, jamás se imaginaron que el grupo rival compraría transferencias de viviendas para instalarse allí. La Policía, cuando realizaba investigaciones por las peleas que mantenían, encontraron drogas y armas en los quioscos que habrían instalado allí.

5. Al estrado

“Los garras” se expanden en la zona sur de la capital


Daniel “El Garra” Jalil está muy cerca de ser enjuiciado por comercialización de estupefacientes. El supuesto líder de “Los Garras” fue arrestado en octubre de 2013 acusado de dirigir una organización dedicada a la comercialización de estupefacientes. La Policía Federal allanó una casa de San Luis al 1.600 y casi nueve kilos de pasta base, precursores químicos y otros elementos para cocinar, estirar y envasar la sustancia. También fue procesada María Alicia Herrera, una ex policía que trabajaba en la Dirección de Drogas Peligrosas que fue acusada de brindarle información a la organización para que no fuera descubierta. El supuesto cabecilla, por un problema físico, quedó bajo arresto domiciliario. Su hijo, Ezequiel Abraham Jalil (foto) recibió el año pasado una pena seis años de prisión por comercialización de drogas. En la audiencia, el acusado dijo: “Nunca vendí, ni venderé droga. Creo que soy una víctima de mi papá, porque hace muchísimos años que lo vienen investigando, le hicieron muchísimos allanamientos y estuvo preso en Ezeiza seis meses”, relató.

6. Romance narco

La historia entre “La jefa” y “el Gastonero”


Carla “La Jefa” Sánchez fue acusada de dirigir una organización narco que se dedicaba al tráfico de cocaína y marihuana a nivel nacional. Durante años paseó todo su poder por Concepción, su ciudad natal, y Santiago del Estero, donde se radicó para manejar el negocio. Después de varios años, fue detenida en un country de Yerba Buena. El espacio habría sido ocupado por Julio “Gastonero” Chávez (foto), su ex pareja. El joven, oriundo de la localidad de Gastona -de allí su apodo- se hizo famoso cuando en 2015 fue acusado de secuestrar a una menor de edad y, a pesar de que la joven dijo que era su novio y que ella nunca había sido obligada a estar con él, estuvo varias semanas privado de su libertad. “Gastonero”, sospechado de tener varios quioscos de venta en el sur, dos veces fue detenido por causas con drogas, pero en ambos casos sus defensores lograron evitar su procesamiento. Sin embargo, en agosto pasado fue detenido en Chaco por transportar 146 kilos de marihuana.

7. Barras y algo más

El modelo rosario se instala en Aguilares


En Aguilares saben que hay dos grupos que desde hace años que generan terror en la ciudad. Sus enfrentamientos, según confirmaron fuentes policiales y judiciales, generaron al menos la muerte de ochos personas. En un principio se pensaba que esa pelea se generaba por el poder de la tribuna de Deportivo Aguilares. Sin embargo, esa hipótesis habría quedado de lado al sospechar que ambas organizaciones podrían estar vinculadas a la comercialización de droga en esa localidad del sur de la provincia. Varios de los integrantes de Los Coreofos fueron detenidos en los últimos tiempos por causas vinculadas a drogas. En tanto que sus rivales, Los Pibes de la Villa, fueron noticia al comprobarse que un integrante del clan Bassi, grupo rosarino que enfrentó y enfrenta a Los Monos por el poder territorial en Rosario, fue detenido en el barrio de donde son oriundos los integrantes del último grupo. El fiscal Edgardo Sánchez logró imputar a Damián “Macri” Bassi (foto) por haberle encontrado un arma en su poder en un allanamiento. Logró que le dictaran prisión preventiva por 45 días, pero no pudo conseguir que se la prorrogaran hasta que recibieran los informes técnicos de otra causa en la que podría estar involucrado. El rosarino recuperó la libertad con una caución real de $ 100.000.

8. Causas pendientes

Víctimas de la guerra


Más allá de que todos estos grupos están siendo investigados o ya fueron procesados por la Justicia Federal, la mayoría tiene cuentas pendientes en los tribunales locales. Los miembros de Los Farías y de Los Reyna, esperan ser enjuiciados por los homicidios de integrantes de ambos clanes. Lo mismo sucede con Los Carrión y Los Toro. Todavía no llegaron a juicio los autores de las muertes de María de los Ángeles Ramallo (joven de 15 años que quedó en medio de un tiroteo entre los miembros de Los 30 y Los Garra en el sur de la ciudad en noviembre de 2015) -foto-; Sergio Santiago Hernández (habría sido asesinado por uno de los hijos de “Garra” Jalil, en abril de 2016); y Roberto Zelarayán (falleció en abril de 2017 en un enfrentamiento entre Los Toro y Los Acevedo), entre otros. Estos apellidos también aparecen en causas de robo agravado, lesiones agravadas por el uso de armas, amenazas, usurpaciones, atentado y resistencia a la autoridad y portación ilegítima de armas, entre otras. Muchas de estas investigaciones son archivadas por prescripciones o porque los denunciantes, ante la demora de recibir respuestas, deciden no continuar con las demandas.

En Esta Nota

Narcotráfico
Comentarios