Empleada confesó que se quedó con la recaudación de una reconocida sandwichería

En plena declaración, la mujer lloró y manifestó que ella habría “sacado el dinero del local”.

07 May 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

Una mujer confesó ante la Policía haber sido responsable de la sustracción de unos $ 30.000 de una sandwichería de plazoleta Dorrego, en la capital. El propietario de este local había denunciado el hurto de la recaudación del martes pasado.

El titular del negocio realizó la denuncia el viernes pasado, un par de días después del hecho. El propietario dijo que el local había recaudado entre $ 30.000 y $ 35.000 ese martes y que había guardado los billetes en el inmueble.

Al día siguiente de la jornada de trabajo, el encargado y la ayudante no hallaron el dinero. La propia ayudante llamó al dueño para informar esa situación.

Durante el procedimiento, personal de la División Delitos Contra la Propiedad de la fuerza de seguridad provincial extrajo los archivos de las filmaciones de las cámaras instaladas en la sandwichería y tomó declaración al encargado.

En simultáneo, la ayudante se presentó de manera espontánea en la comisaría zonal para dar testimonio sobre lo que había pasado. En plena declaración, la mujer lloró y manifestó que ella habría “sacado el dinero del local”. Además, contó que habría guardado los billetes en la casa de su novio y que los podía recuperar.

La ayudante llamó luego por teléfono a su novio y le pidió que salga de la vivienda y le entregara lo que le había dado para que le guarde, porque estaba con la Policía. Siempre de acuerdo con las fuentes policiales, el hombre entreabrió la puerta de la casa y entregó al personal de la fuerza un paquete de color blanco, cerrado con cinta. El hombre afirmó que la mujer le habría dado el paquete y que no conocía el contenido.

En el marco del proceso judicial, se supo que se trataba de $ 30.000. La mujer no fue detenida en el momento.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios