Víctimas de abusos piden a la Iglesia “acciones ejemplares”

Los chilenos que visitaron al Papa denunciaron que los obispos encubren a violadores. “No son pecados, sino crímenes y corrupción”, dijeron Hamilton, Cruz y Murillo, tras reunirse con Francisco en el Vaticano

03 May 2018
1

LARGA LUCHA. “El Papa nos pidió formalmente perdón”, dijeron Hamilton, Cruz y Murillo en Roma. Reuters

ROMA, Italia.- Las tres víctimas de abusos sexuales cometidas por el sacerdote chileno Fernando Karadima pidieron al Papa Francisco acciones “ejemplares y ejemplarizadoras” tras los encuentros del fin de semana con el Pontífice.

“Durante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos, porque luchamos en contra del abuso sexual y el encubrimiento. Estos días conocimos un rostro amigable de la Iglesia, totalmente distinto al que conocimos antes”, dijeron en un declaración a la prensa. “El Papa nos pidió formalmente perdón, en nombre propio y en nombre de la Iglesia”, señaló en rueda de prensa en Roma el médico James Hamilton, una de las víctimas.

Hamilton, más el periodista Juan Carlos Cruz y el abogado José Andrés Murillo, se reunieron separadamente con el Papa, entre el viernes y el domingo, y los tres juntos el lunes.

“Esperemos que el Papa transforme en acciones ejemplares y ejemplificadoras sus cariñosas palabras. De no ser así, todo esto será letra muerta”, señaló.

“Abordamos temas difíciles, como el abuso sexual, el abuso de poder y el encubrimiento de los obispos chilenos. Realidades a las que no nos referimos como pecados, sino como crímenes y corrupción, que no se agotan en Chile, sino que son una epidemia”, señaló Hamilton.

“Conversamos acerca del ejercicio patológico e ilimitado del poder, que es piedra angular del abuso sexual y del encubrimiento. Le expresamos que la Iglesia tiene el deber de transformarse en aliada y guía en la lucha contra el abuso y de ser refugio para las víctimas”, agregó.

Hamilton pidió al presidente de su país, Sebastián Piñera, modificar las leyes sobre la prescripción de delitos sexuales a menores, que actualmente prescriben entre los cinco y 10 años desde el punto de vista penal.

“Logramos que una jueza en Chile diera un veredicto contra Karadima de abuso a menores y a adolescentes, (pero) no pudo ser sentenciado (...) porque ya había pasado la prescripción”, recordó el médico.

El inédito encuentro con el Papa argentino tuvo lugar tres semanas después de que Francisco enviara una carta a los obispos chilenos en la que les dijo sentir “dolor y vergüenza” tras conocer los informes del obispo de Malta Charles Scicluna, enviado a Chile para investigar el presunto encubrimiento del obispo Juan Barros sobre los abusos sexuales cometidos a menores por Karadima.

Scicluna llegó en febrero y recogió más de medio centenar de testimonios de quienes acusan al obispo Barros y a otros miembros del clero chileno de haber presuntamente presenciado y encubierto los abusos de Karadima, sancionado en 2011 por la Santa Sede a un retiro de por vida de sus funciones.

Tras las reuniones con Cruz, Hamilton y Murillo, el Pontífice recibirá ahora en el Vaticano a los 32 obispos que integran la Conferencia Episcopal de Chile. El encuentro, al que asistirá el cuestionado Barros, se produciría a mediados de este mes. (DPA-Reuters)

Comentarios