“Mi amor, en 45 minutos vuelvo”, le prometió el ciclista a su pareja antes de ser atropellado

Marcos Diosquez falleció luego de ser embestido por un automovilista que escapó. Había salido a entrenar en su bicicleta. Era un destacado culturista. La Policía ubicó el vehículo en San Juan al 3.700, a partir de información reservada. El conductor se presentó en los Tribunales y quedó detenido.

03 May 2018
1

SECUESTRADO. Un dato clave permitió a la Policía ubicar el Peugeot 205 frente a una casa de San Juan al 3.700. Marcos Diosquez fue embestido en Mate de Luna 3.500 LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

“Mi amor, en 45 minutos vuelvo”, contó Sabrina Verón que le dijo su pareja, Marcos Diosquez, antes de salir a entrenar en su bicicleta, en la mañana del martes pasado. “Como no regresaba, empecé a preocuparme. Llamé a sus amigos y a mi suegra. Luego me comuniqué con el 911. Ahí me dijeron que había ocurrido un accidente grave y que la víctima estaba internada”, explicó.

Diosquez falleció como consecuencia de las gravísimas lesiones que sufrió al ser atropellado por un automovilista que luego huyó. Sucedió minutos antes de las 10, en avenida Mate de Luna al 3.500.

“Estoy destrozada, no puedo reaccionar”, contó la joven, quien explicó que su pareja había salido a realizar tareas aeróbicas en bicicleta porque se estaba preparando para un torneo en Perico, Jujuy.

Un futbolista fue acusado de provocar la muerte del ciclista Diosquez

“Salió a hacer lo que se llama cardio, porque estaba entrenando para competir”, indicó.

El deportista, de 32 años, circulaba en el rodado, hacia el oeste, cuando fue embestido por un Peugeot 205, gris oscuro.

“Golpeó el parabrisas y voló. Fue terrible, quedó tirado boca abajo. No entiendo cómo esta persona no paró, no le importó nada”, contó Emilia D’Andrea, vecina del lugar donde se registró el fatal impacto.

Funcionarios de la Capital aseguran que este año estarán listas las redes de ciclovías

Diosquez era uno de los referentes locales del culturismo. Era entrenador y propietario de un gimnasio. Su hermano, Lucas Gabriel, fue cuatro veces campeón argentino de esa disciplina.


Horas desesperantes

El deportista falleció nueve horas después de ser arrollado. Una ambulancia del 107 lo trasladó minutos después de la colisión hasta el hospital Padilla.

“Cuando nos avisaron nos fuimos al hospital. Allí intentaron compensarlo, pero sus signos vitales casi no reaccionaban. Sufrió cinco paros. Yo tenía fe en Dios, pero no aguantó”, contó Verón. “No sé cómo se puede ser tan desalmado. Lo pasó por arriba y huyó”, se lamentó.

Sueños truncados

“Los campeones no se rinden, ellos crecen ante la derrota”. A Diosquez le gustaban las frases que lo motivaban cuando entrenaba. “Esa era una de sus preferidas”, contó su pareja. Por eso, la llevaba inscripta en la espalda de una de las remeras que usaba cuando practicaba.

“Gracias por estar siempre a mi lado, apoyándome, bancarme y motivándome a dar lo mejor de mí cada día. Sin vos a mi lado nada sería igual”, fue el último mensaje de Whatsapp que le envió a su pareja, antes de la tragedia.

“Reviví el dolor por la muerte de mi hermano”

“Teníamos pensado ir a cenar por la noche. Estábamos entusiasmados porque habíamos empezado a planificar nuestras vacaciones en Río de Janeiro”, contó la joven.

Las imágenes de la fuga del conductor fueron registradas por las cámaras de una empresa de seguridad privada ubicada frente al lugar donde el joven fue embestido.

Ayer, sus amigos recorrieron la zona en busca de mayores detalles sobre el terrible suceso. Recorrieron las estaciones de servicio y se contactaron con los vecinos, para intentar conseguir filmaciones que hayan captado el momento de la colisión. “Era una gran persona, dedicado al deporte. Ha sido una gran pérdida. Él y su hermano eran conocidos en todo el país porque eran culturistas desde muy jóvenes”, comentó Álvaro Castro.

Por disposición del fiscal N° II, Claudio Bonari, el cuerpo fue trasladado por la noche hasta la morgue del Poder Judicial, para que se le practique una autopsia. Ayer al mediodía, los restos fueron entregados a la familia. Por la tarde, fue velado en una sala de Laprida al 800.

En Esta Nota

Inseguridad vial
Comentarios