Héroes de cuatro patas

30 Abr 2018

Ayer se festejó el Día del Animal con un desfile mascotero en el parque Avellaneda. Todos los dueños de los animalitos coinciden en algo: ya no por cuidar la casa, sino por el amor que les dan a las familias, son los héroes de cuatro patas

Mucho más que las gafas que llevaba puestas Violeta, una perra salchicha de tres años que esperaba su turno para desfilar, lo que llamaba la atención del público era la cámara de fotos de María Feller Yiyi Appas, una vecina que se acercó a festejar el Día del Animal a pesar de que ella no tiene mascota. Cuando la vio a Violeta, inmediatamente sacó de su cartera una reliquia: una cámara a rollo de las que se usaban hace al menos 20 años y que ella todavía conserva para registrar las alegrías de su vida. “Dos celulares tuve y no aprendo a manejarlos. Yo con esto ando bien”, dice la señora mientras enfoca a la perrita, que ya lleva varios minutos posando para ella.

Después del disparo, María hurga entre sus cosas y saca una foto -impresa por supuesto- de Cony. “Era mi perrita, mirá que belleza -dice mientras les muestra a todos los presentes-. 15 años la tuve, desde que nació, y partió el año pasado, estaba muy enfermita. Por eso vine hoy, en honor a ella”, cuenta la mujer, con esa mezcla de tristeza por la ausencia y de alegría por los buenos momentos que compartió con su mascota. Así fue que, en lugar de quedarse a llorarla, María fue al parque Avellaneda a compartir el amor por las mascotas con otras personas.


Frente al Monumento al Bicentenario ayer se vivió una fiesta: se juntaron la Feria de los Artesanos y el desfile mascotero que organizó la Municipalidad. La exhibición era además un concurso en el que los animales competían por premios en las categorías “Creatividad de vestuario”, “Habilidad” y “Puesta en escena”. Alrededor de 80 mascotas habían sido inscriptas para desfilar durante una jornada extendida en la que ellas fueron las protagonistas absolutas.

Sanos y cuidados

Además del desfile, la Municipalidad instaló un tráiler sanitario, con cuatro veterinarios y cuatro estudiantes de veterinaria como pasantes, para vacunar contra la rabia y desparasitar las mascotas. El mismo móvil es el que transita los barrios con las campañas de vacunación, consultorio y castraciones.


“La gente ha tomado mucha conciencia y se preocupa por tenerles al día las vacunas, porque el animal es parte de la familia, es un integrante más. También tienen muy incorporado el tema de la castración, que antes tenía muchos mitos y miedos alrededor”, destacó la veterinaria Mirta Moya, del Cenara. “Nosotros damos 10 turnos a la mañana y 10 a la tarde, y a veces nos quedamos cortos. Hay mucho interés en la castración”, agregó.

Según la médica, es mito aquello de que hay que esperar hasta el primer celo o incluso hacerlas cruzar a las mascotas antes de castrarlas. “A la hembras, a partir de los seis meses se las puede castrar sin problemas. A los machos, a partir de los siete u ocho meses, por su pubertad. La operación no trae problemas, por el contrario, previene la aparición de tumores y de infecciones”, finalizó.


Comentarios