Dos décadas después, regresa el torneo de clubes tucumanos de rugby

Se cumple un viejo anhelo, aunque será reducido y con opiniones divididas

28 Abr 2018
1

SÍMBOLO DE LA TUCUMANIDAD. En la Casa Histórica posaron José Chico (Los Tarcos), Eduardo Herrera (Jockey Club), Franco López (Aguará Guazú), José María Young (Tucumán Rugby), Nicolás Gentile (Universitario), Gabriel Ascárate (Natación y Gimnasia), Matías Ferro (Lawn Tennis) y Facundo Silva Soria (Lince). Por razones particulares, no pudieron asistir Cardenales y Huirapuca. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

La decisión de la Unión Argentina de Rugby de mandar al freezer al Campeonato Argentino de Mayores -hasta tanto se decida qué hacer con él- fue un baldazo de agua helada para la Unión de Rugby de Tucumán, pero también la oportunidad perfecta para satisfacer el reclamo que desde hace varios años le vienen haciendo dirigentes de los clubes tucumanos: que se juegue un torneo sólo entre clubes de la provincia, sin invitados, a la manera de los viejos Anuales que se disputaron hasta 1998. Cabe aclarar que se trataba de un anhelo complementario y no sustitutivo del Regional, ya que ello iría en contra de la política de regionalización que impulsa la UAR.

Interesada en favorecer la competencia de clubes (más convocante y rentable que la de los seleccionados provinciales), la entidad madre del rugby argentino liberó ese lote de cinco fechas correspondientes al Argentino a la discrecionalidad de las uniones. Algunas, como las de Rosario y Córdoba, optaron por mantener el mismo calendario que en 2017. En Tucumán, por el contrario, se decidió posponer el inicio del Regional NOA (que solía jugarse a continuación de los torneos nacionales) y encastrar el regreso del Anual exclusivo de los clubes tucumanos. Eso sí, en versión reducida: durará seis fechas, contando la final entre los dos mejores equipos de las cinco primeras.

La decisión no estuvo exenta de polémica. Más allá de lo extraño que suene un torneo Anual que dura mes y medio, lo que motivó opiniones en contra no fue la intención de que se volviera a jugar entre tucumanos, sino la forma en la que fue instrumentado ese regreso. Desde la Secretaría Técnica de la propia URT se objetó que no se utilizaran esas fechas como “ventanas” intercaladas a lo largo del Regional para darle descanso a los jugadores y un espacio para competir al seleccionado tucumano. Por otra parte, se argumentó también que el Anual así formulado carecería de interés y sería disputado mayormente por equipos alternativos. A dicha opinión se plegaron muchos jugadores y entrenadores.

Respaldo

El presidente de la URT, Jorge Juárez Chico, respaldó la decisión de que se juegue el Anual, pese a las críticas por tratarse de un calendario prácticamente sin pausas. “Creo que se lo ha malinterpretado un poco al tema. La intención es que los clubes tucumanos vuelvan a jugar un torneo importante entre sí, para fomentar la convivencia y la cercanía entre ellos. Por eso se jugará en bloque con los juveniles. Como nos quedó un hueco importante en el calendario por la suspensión del Argentino, decidimos traer esas fechas a mitad de año y organizar un torneo como para ir ‘calentando motores’ para el Regional”, explicó el directivo.

“Con esto se logra además mantener al club vivo, con actividad todo el año, que es la preocupación de los dirigentes. Y le agregamos un equipo del Desarrollo, como para darle un aditivo”, añadió Juárez Chico, en referencia a Aguará Guazú, que se medirá con los clubes de Primera luego de ganar el Iniciación de Ascenso.

Consultado sobre la concreta posibilidad de que el torneo se juegue con equipos alternativos, habida cuenta de que algunos de los clubes reservarán a sus habituales titulares para afrontar los cruces por la permanencia en el Nacional de Clubes o para llegar más descansados al Regional, Juárez Chico aseguró no ver en ello un inconveniente. “Es cierto eso, pero con el buen nivel de jugadores que hay en Tucumán, no va a ser una diferencia tan notoria. Además, va a ser beneficioso para los jugadores de reserva, que podrán tener más minutos de rodaje”, destacó.

Por último, reconoció que se trata de una prueba piloto y que “se analizará la posibilidad de hacerlo más interesante en 2019, siempre supeditado a lo que se resuelva con el Argentino”.

Comentarios