Se entregaron Cristóbal López y Fabián de Sousa: los empresarios volverán a la cárcel

Fueron acusados por defraudación a la administración pública por al menos $ 8.000 millones.

27 Abr 2018
1

Los empresarios volverán a prisión acusados de evasión con Oil Combustibles.

Cristóbal López y Fabián de Sousa, dueños del Grupo Indalo, se entregaron a Gendarmería Nacional esta noche luego de que la Cámara Federal de Casación Penal ordenara hoy su detención en el marco de la causa en la que se los investiga por no haberle rendido a la AFIP una suma de $8.000 millones que habían recaudado con el impuesto a la transferencia de combustibles.

La decisión fue tomada por mayoría por la sala I del máximo tribunal penal con los votos de los jueces Gustavo Hornos y Eduardo Riggi, mientras la camaristas Ana María Figueroa votó en disidencia. El fallo revocó la resolución que había dictado la Cámara Federal porteña, que el 16 de marzo pasado dispuso la liberación de los empresarios y el cambio de carátula del expediente por el que habían sido detenidos.

Los empresarios habían sido detenidos por primera vez el 20 de diciembre del 2017 por orden del juez Ercolini, que entendió que el intento de venta del Grupo Indalo a un fondo de inversión tenía por objetivo eludir la inhibición de bienes dispuesta por la Justicia. 

Los jueces de Casación ordenaron la "inmediata detención" de los empresarios acusados y dispusieron "remitir con carácter urgente las presentes actuaciones al Tribunal a quo para que, por quien corresponda, se haga efectiva".

En un fallo de 148 páginas, los jueces de Casación dispusieron que los empresarios y el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, vuelvan a ser investigados por "defraudación al Estado" y no por "apropiación indebida de recurso", contra lo que había decidido la Cámara Federal.

Los miembros de la sala I de Casación decidieron además volver a elevar los montos de los embargos que pesan sobre los tres imputados a más de 17.000 millones, dado que la Cámara Federal los había disminuido a $9.000 millones en cada caso.

Los imputados están acusados de haber realizado una maniobra para desviar millonarias sumas de dinero que la empresa Oil Combustibles S.A. debía entregar a la AFIP en concepto de Impuesto a los Combustibles Líquidos, utilizándolas para financiar al conglomerado empresario denominado Grupo Indalo. (Télam)

Comentarios