La DAU ya puede gastar hasta $ 850.000 sin licitación

El instrumento ingresó a la Legislatura el 26 de marzo. Según la oposición, no se cumplieron 20 días hábiles, como fija la Constitución. Estaba previsto que el decreto de necesidad y urgencia que firmó Manzur fuera tratado hoy, pero tomó fuerza de ley por el paso del tiempo

26 Abr 2018
1

El lunes, en la comisión de Labor Parlamentaria, los jefes de los bloques políticos y las autoridades del Poder Legislativo acordaron el orden del día para la sesión de hoy. En el listado preliminar aparecía el tratamiento del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que envió el gobernador, Juan Luis Manzur, para llevar a $850.000 el tope de las compras sin licitación -en casos de urgencia y de necesidad prioritaria- que realiza la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU).

A pesar de aquel acuerdo parlamentario, el instrumento que giró Manzur el 26 de marzo no figura en el temario ni será votado en el recinto. ¿Por qué? Según fuentes del oficialismo, el DNU quedó firme ayer, puesto que transcurrieron 20 días hábiles sin que sea debatido por el cuerpo legislativo y, por disposición constitucional, ya tiene fuerza de ley provincial.

El sector de la oposición alineado a Cambiemos expresará hoy su rechazo por la situación. Incluso, no hay acuerdo respecto a si el decreto en cuestión quedó firme. “Al no tratarse en sesión, el viernes (mañana) se cumplirán los 20 días hábiles del ingreso del DNU que envió el gobernador. Estas maniobras no nos sorprenden: Manzur no quiere renunciar al entramado de corrupción que se desató en la DAU desde que José Alperovich era gobernador y que todos los tucumanos conocen. Es un escándalo tan grande que es imposible de disimular”, planteó José Canelada, titular del bloque UCR.

El trámite del decreto llega en un contexto de tensión para el oficialismo. A una cuadra de la Legislatura, en la sede penal de los Tribunales de avenida Sarmiento al 400, la Sala VI de la Cámara Penal lleva adelante el juicio oral y público contra Miguel Ángel Brito, ex titular de la DAU durante el alperovichismo (de 2007 a 2012). Según la acusación, el ex director de la repartición aplicó de manera irregular la ley 7.960, y de este modo generó perjuicios al erario y llevó a cabo negocios incompatibles con el cargo que ocupaba.

Esa norma, sancionada en 2007, habilita a la Dirección de Arquitectura a celebrar compras sin licitación por hasta $150.000 en casos de urgencia y de necesidades prioritarias. En octubre de 2016, Manzur firmó el decreto 6/3 (ME). En la práctica, este instrumento reemplazó a la ley 7.960, y autorizó a la DAU -junto a la Dirección de Materiales y Construcciones Escolares- a realizar contrataciones directas por hasta $300.000.

El 26 de marzo pasado, Manzur modificó esta disposición a través del decreto de necesidad y urgencia 1/3 (ME). En este caso, sólo actualizó el monto fijado para la Dirección de Arquitectura y Urbanismo, hoy a cargo del dirigente peronista Alfredo Quinteros. El tope de las erogaciones fue triplicado y alcanzó los $850.000. En los considerando, el gobernador argumentó que el cambio es necesario “a fin de poder contar con una planificación estratégica de las obras a realizarse” por esa repartición, en el marco de las excepciones autorizadas a las leyes de Obras Públicas y de Administración Financiera. Esto, añadió el jefe del Ejecutivo, permitirá sostener los “principios de eficacia, jerarquía y coordinación, superando las urgencias de lo inmediato y proyectar a futuro”.

“Sabemos que el oficialismo no es muy afecto a las prácticas transparentes, pero lo que han hecho en las últimas semanas es de una obscenidad aberrante: no sólo han enviado un DNU para elevar los montos de compras directas de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo, sino que también esperan que esto se convierta en ley de forma automática dejando vencer el plazo que la Legislatura tiene para tratarlo. Para burlar los controles y manejar el dinero de los tucumanos a su antojo, son capaces de hacer que la Legislatura renuncie a su competencia natural de legislar”, aseveró Canelada.

Fuentes del oficialismo sostuvieron que más allá del acuerdo del lunes en la Labor Parlamentaria, no tiene sentido debatir un instrumento que ya quedó firme. De todas formas, los legisladores podrán opinar sobre la DAU en el período de manifestaciones generales. Por lo pronto, Arquitectura y Urbanismo ya tiene el nuevo margen.

Comentarios