Ginóbili protagonista: los Spurs ganaron y siguen con vida

San Antonio se impuso por 103-90 contra Golden State y descontó la desventaja en la serie de playoffs de la NBA, que ahora pierde 3-1. Video.

22 Abr 2018

San Antonio Spurs, con una gran actuación de Emanuel Ginóbili, que consiguió 16 puntos, se impuso hoy por 103 a 90 a Golden State. Y aunque ahora los Spurs pierden la serie por 3-1, lograron mantenerse con vida al menos hasta el martes, cuando se jugará el quinto partido. "No quería que esto terminara", dijo Manu tras el partido. Quedó claro que hizo todo para cumplir su deseo. 

San Antonio le había ganado 56-42 a Golden State el primer tiempo del cuarto partido de la serie de playoffs, por la Conferencia Oeste de la NBA, en un cambio de cara con respecto a los partidos anteriores, destaca Clarín. Para los Spurs era un partido clave, porque una derrota los eliminaba de la competencia.

Los Spurs, pese a que tuvieron algunas complicaciones al inicio, empezaron a encontrar el aceite del ataque, al menos para poner a sus hombres en buena posición de tiro.

Rudy Gay comenzó en buena forma y Aldridge fue creciendo con el paso de los minutos, además de prestarse para la batalla bajo el aro con quien fuera necesario. Pero la clave estuvo en reducir el ataque Warrior, algo sumamente necesario. "Ellos en algún momento van a tener una racha", explicaba Ginóbili antes del juego. Por eso, explotar las sequías, por más breves que estas fueran, se tornaba vital. 

Con el triple de su lado, el local fue estirando ventajas al aprovechar también algunos errores de manejo impropios de hombres como Kevin Durant o Draymond Green. Hubo seis pérdidas de los visitantes, contra ninguna del conjunto hoy dirigido por Messina. 

En el segundo cuarto, la experiencia y la juventud le dieron un salto de calidad a los Spurs. Tony Parker tuvo una breve extensión de lo que había sido su enorme actuación en el juego 3 y le dio una lección rápida a Quinn Cook, el pibe relevo en la base Warrior. 

Luego, cuando el francés se apagó, fue el turno de Dejounte Murray (8 puntos en los segundos 12 minutos). De la mano del pibe, de Aldridge y de Gay (10 cada uno), el 56-42 al entretiempo sorprendió por lo previo, pero fue una consecuencia lógica de unos Warriors imprecisos y unos Spurs concentrados en el partido.

Comentarios