Según una médica, en River sabían de los casos de abuso

De acuerdo a esa versión, una persona transgénero ingresaba a la pensión para llevarse a los chicos. Casos entre 2003 y 2010 Los profesionales habrían transmitido a las autoridades lo que los chicos les contaron .

22 Abr 2018
1

ALLANAMIENTOS. La denuncia de la médica Andrea Pennesi derivó en operativos y secuestro de documentos. lanacion.com.ar

BUENOS AIRES.- la médica Andrea Pennesi trabajó en River entre 2004 y 2011. La profesional fue quien se presentó ante la Justicia para denunciar una serie de abusos en la pensión del club durante la presidencia de José María Aguilar.

De acuerdo al relato de Pennesi, una persona transgénero ingresaba semanalmente a la pensión del club con total libertad para llevarse a menores para que tuvieran relaciones a cambio de dinero.

También se supo que en aquél momento los jóvenes de la pensión le explicaron al psicólogo del club lo que sucedía y también estaba al tanto de la situación una médica cirujana que trabajaba en River.

Ambas personas denunciaron en el club lo que había sucedido, pero, según trascendió, en River desestimaron los casos, a la vez que tanto la médica como el psicólogo, fueron desplazados de sus cargos.

En el marco de la causa que investiga aparentes abusos de menores en el club River entre 2003 y 2010, la Policía de la Ciudad realizó una orden de presentación en el sector de los Servicios Médicos de la organización. El operativo fue llevado adelante por la División Delitos contra la Integridad Sexual, que depende de la Superindentencia de Violencia Familiar y de Género de la fuerza porteña, y fue ordenado por el fiscal José María Campagnoli, que lleva adelante la causa.

Según publicó el diario Infobae, fuentes de la fuerza policial, durante el operativo, se secuestraron documentos médicos relacionados con los presuntos abusos. En total, los efectivos se llevaron unos 16 sobres y una caja.

Otro allanamiento

A comienzos de mes, la Justicia había hecho un allanamiento en las instalaciones del club, y durante ese operativo las fuerzas de seguridad se llevaron las actas del período 2003/2010 de las disciplinas de voleibol, handball, fútbol y de todos los que vivieron en la pensión del club.

Además de los legajos de los deportistas alojados en ese lapso en la pensión, se llevaron las historias clínicas de esos futbolistas con análisis de HIV, la nómina de los planteles femeninos de hanball y voleibol del 2003/11 y los legajos de cinco médicos que trabajaron en la institución.

Por su parte, el fiscal Campagnoli, aseguró a comienzos de mes que llegarán con la investigación “hasta donde nos permitan las pruebas” y señaló que aún las víctimas no radicaron la denuncia formal.

“No puedo decir nada de la causa en sí, solo que hay que ser muy prudentes. Acá estamos hablando de casos que, de haber ocurrido, sucedieron hace muchos años. Entonces si las víctimas o sus familiares no hacen la denuncia, la facultad del Estado en cuanto a la investigación es limitada”, afirmó en declaraciones televisivas.

El titular de la Fiscalía de Saavedra indicó que “el abuso sexual es un delito de instancia privada y por ahí la víctima o la persona ofendida no quiere la instalación penal”.

Comentarios