“El reingreso del limón a EEUU es el logro de un trabajo en equipo entre Estado y empresas”, dijo Etchevehere

El ministro de Agroindustria de la Nación confirmó que habrá una inversión de $ 100 millones para fortalecer las barreras fitosanitarias.

19 Abr 2018 Por Marcelo Aguaysol
1

META. Etchevehere dijo que desburocratizará los trámites para productores. prensa ministerio de agroindustria

Luis Miguel Etchevehere está convencido de que la inversión en el control fitosanitario para una de las producciones emblemáticas de la Argentina es tan necesaria como redituable. Por esa razón, el ministro de Agroindustria de la Nación enfatizó que los $ 100 millones que la gestión del presidente Mauricio Macri aportará para fortalecer el plan de lucha contra el HLB, enfermedad que afecta cada vez más la producción mundial de cítricos, es el paso inicial de una política que servirá para captar más mercados. “El reingreso del limón a los Estados Unidos es un gran logro de un trabajo en equipo multisectorial, que involucró al Presidente, al gobernador (Juan) Manzur, y a una serie de organismos y entidades”, indicó el ministro durante una entrevista concedida a LA GACETA.

-El Presidente aludió a un plazo de 60 días para que la Mesa de Citricultura resuelva algunas cuestiones. ¿Cuáles serán?

-Por un lado, debo resaltar que nos gustó mucho el profesionalismo de la Mesa de Citricultura. Da gusto ver tanto entusiasmo en la actividad que hay que responder con una rápida reacción de los organismos del Estado. Y estos $ 100 millones que se invierten para infraestructura que combata el HLB son una muestra de ese aporte estatal, sobre todo para fortalecer el sistema de barreras fijas y móviles fitosanitarias y otras necesidades de financiamiento para esta parte del país. También hemos asumido el compromiso de afianzar el sistema de los Documentos de Tránsito Vegetal (DTV), que es imprescindible para el control fitosanitario.

-¿Qué significa para el Gobierno nacional el reingreso del limón a los Estados Unidos?

-Un gran logro del trabajo en equipo de todos los sectores que estuvieron involucrados en estas gestiones. Esto demuestra que la tarea colectiva puede rendir frutos para que una producción gane en competitividad y llegue a más lugares en el mundo. Estamos muy entusiasmados por haber alcanzado una meta largamente esperada por la actividad. Después de 17 años, el limón vuelve a uno de los mercados más exigentes en materia de normas de calidad y de procesos bien definidos. Esto se pudo concretar gracias al talento de los productores tucumanos y de todas las provincias productoras de cítricos. Insisto, esto se logra con la forma de trabajar porque el resultado no es otro que la generación de más mano de obra para que sigamos reduciendo los índices de pobreza. La cifra del otro día, del 25%, nos indica que estamos por el camino correcto y que el principal objetivo fijado por el Presidente se está cumpliendo, generando mejores condiciones para que la actividad privada pueda desarrollar todo su potencial. Es una gran alegría; nos da confianza porque, si hacemos bien las cosas, los logros vienen. Por eso digo que es importante mantener estas mesas de trabajo para hablar de los desafíos que se nos presentan para colocar más productos en el mundo.

-¿Cómo se alcanza la competitividad que vienen reclamando los sectores productivos?

-Hoy, por ejemplo, hablamos de los fletes. Y, por caso, en el NOA podemos apostar a la llegada de los bitrenes y agregar un eje de conectividad menos costosa para el traslado de la producción regional. En eso está trabajando el Ministerio de Transporte y es totalmente viable. Y eso también redundará en beneficio de las rutas. Pero también tenemos que preguntarnos por qué no avanzamos en las salidas de la producción hacia Chile, que puede resultar mucho más barata. En los próximos días, el presidente Macri hablará con el de Chile, Sebastián Piñera, para ver si se puede avanzar en el proceso de asfalto para los caminos del lado de aquel país trasandino. Volviendo a lo planteado en la mesa de citricultura, creo que cada uno de los participantes se fue del encuentro con la sensación de llevarse deberes a la casa y hacerlos en los próximos dos meses, antes de la próxima convocatoria. Y creo que así podemos alcanzar los resultados esperados, en conjunto.

-La actividad azucarera también espera respuestas, particularmente por el pedido de un mayor porcentaje de corte de bioetanol para las naftas...

-Quedamos que en los próximos días vamos a convocar a una mesa sucroalcoholera para analizar la problemática del sector. Debo recordar que con los sucroalcoholeros me reuní incluso antes de que asumiera como ministro. Hoy estamos organizando el encuentro para que ningún actor del sector azucarero quede fuera de la mesa. El área a mi cargo se ocupa todos los días de tres cuestiones centrales. La primera es desburocratizar al Estado, eliminando servicios y trámites que le hacen perder plata al productor. La segunda es, precisamente, mantener estas mesas de competitividad. Y el tercer objetivo es abrir nuevos mercados. Por eso nos planteamos la necesidad de avanzar en acuerdos entre el Mercosur y la Unión Europea, en las negociaciones con Canadá, Corea y Japón, por mencionar algunos países. En todas esas negociaciones están presentes los limones, las frutillas, los arándanos y cualquier otro producto regional.

-¿Cuál será el impacto de la sequía en el rumbo económico?

-Mañana (por hoy), vamos a dar las estimaciones de cosecha y a anunciar un cronograma, con día y hora, de difusión de las áreas sembradas, de las cosechas de las diferentes zonas del país. Sabemos que el clima puede tener este tipo de incidencias, porque es el riesgo que corre el productor. Pero también sabemos que, en estos momentos, hace falta financiamiento para mitigar los efectos de las pérdidas y para poder sembrar. Año tras año, los productores del país invierten U$S 9.000 millones en la siembre y otros U$S 2.000 millones en la cosecha. Entonces, tenemos que tener la capacidad de respuesta y dotarles de las herramientas para que sigan aportando al crecimiento del país. Una de ellas es la emergencia agropecuaria.

Comentarios