Los “Naranjitas” volvieron a ganarle a Rosario en la final y retuvieron la corona argentina

“El partido resultó tal cual lo esperábamos. Cuyo fue un rival de mucho cuidado, que dejó todo y nosotros, muy sobre el final, pudimos definirlo”, resumió Fernando Molina, entrenador del equipo junto a Federico Puerari, Mariano Vie y Martín Ygel.

15 Abr 2018
1

BICAMPEONES. Los “Naranjitas” con el trofeo mayor del torneo en Santa Fe. foto de Federico Puerari

En un sábado bastante gris para el rugby tucumano, los “Naranjitas” pusieron el nombre de la provincia en lo más alto por segundo año consecutivo. El seleccionado juvenil se consagró bicampeón del Argentino M18 al derrotar 19-10 a Mendoza en el encuentro definitorio efectuado en Santa Fe.

El marcador, escaso en tantos, da cuenta de lo difícil y cerrado que fue el encuentro. Tucumán apeló a la potencia de sus delanteros y a la capacidad de definición de sus tres cuartos para doblegar a un rival que ya lo había exigido al máximo en el choque de la primera fase, y que tenía a la movilidad de sus backs como arma predilecta.

En escenarios tan tensos y equilibrados, la llave del éxito suele esconderse en los detalles. Y Tucumán la encontró, después de mucho batallar. Con los tries de los forwards Ramiro Yanetti y Francisco Caram, y los penales de Gonzalo Albornoz, tomó ventaja en el tablero y supo manejarla hasta el final.

Claro que una final sin suspenso no merece ser contada. Y esta la tuvo: sobre el epílogo, con Tucumán arriba por seis tantos (16-10), los cuyanos tuvieron una oportunidad inmejorable: generaron la jugada del try, pero el encargado de apoyar la pelota la perdió en el aire antes de hacerlo.

“El partido resultó tal cual lo esperábamos. Cuyo fue un rival de mucho cuidado, que dejó todo y nosotros, muy sobre el final, pudimos definirlo”, resumió Fernando Molina, entrenador del equipo junto a Federico Puerari, Mariano Vie y Martín Ygel.

Para llegar a la final, Tucumán había derrotado a Santiago del Estero y a Mendoza, antes de caer con Rosario en el cierre de la fase clasificatoria.

“Increíble este bicampeonato. Nos lo merecemos por todo lo que hemos entrenado, lo que este grupo ha hecho. No jugamos tan bien en la final, pero supimos resolverla en el momento justo. Aprovechamos cuando tuvimos la oportunidad”, destacó el hooker Francisco Caram.

Mar del Plata tercero y Buenos Aires (retirado), cuarto. Por su parte, Córdoba concretó el regreso a la Zona Campeonato al ganarle 23-20 a Entre Ríos en el ascenso.

En Esta Nota

Los Naranjitas
Comentarios