En el triunfo de Atlético hubo una cábala musical

Núñez festejó bailando al son de una canción que se escucha en todos lados y que al “Decano”, al parecer, le trae suerte

14 Abr 2018
1

PRESENTE. Lucchetti, que podría recibir el alta en estos días, estuvo en el banco. fotos de maría silvia granara (especial para la gaceta)

LA PLATA.- (Andrés Burgo, especial para LG Deportiva) En el colectivo que trasladaba al plantel de Atlético por la autopista Buenos Aires-La Plata, el reggaetón salía del parlante de Gervasio Núñez. Faltaban dos horas para el partido y lo que sonaba era un tema de moda, “Dame tu cosita”, del músico panameño El Chombo, famoso años atrás por una de esas canciones que despiertan amor y odio, “El gato volador”.

El video de “Dame tu cosita”, que ya tiene 43 millones de visitas en YouTube, muestra a una imagen computarizada, se supone que un alienígena verde, repitiendo un paso frenético, con el cuerpo hincándose y las palmas de la mano moviéndose hacia adelante, al son del pegadizo estribillo. En medio de la canción, y según Núñez le contó anoche al periodista de Paso a Paso, el programa de TyC Sports, Agustín Belachur, surgió la promesa: “Si hago un gol, lo festejo con el paso de la canción”, le dijo a Leandro Díaz.

Siete minutos antes de que termine el partido, y después de una cesión bochinesca de Luis Rodríguez, Núñez convirtió el gol del triunfo de Atlético. Acto seguido, el delantero cumplió su juramento y lo festejó al son de “Dame tu cosita”. La coreografía fue, también, una metáfora de un 2 a 1 alegre, musical, reivindicatorio después de los dos puntos que Newell’s le había “robado” el domingo pasado.

“‘Pulguita’ es un jugador distinto, y por suerte juega para nosotros. Le venía gritando desde atrás para que me viera y me escuchó. Después apunté a donde entró, pero esas cosas a veces salen y otras no. Y bueno, después sí, bailé como la canción que veníamos escuchando en el micro”, dijo el bailarín Núñez, que en el festejo además tuvo tiempo para guardarse en una de sus medias un chupetín que le había lanzado, enojado, un hincha de Gimnasia.

“Pero no me lo comí, mirá si tenía algo adentro, así que se lo pasó al ‘Oso’ (Alejandro) Sánchez en el banco de suplentes”, explicó Núñez. “Me moría si en el final nos empataban con el gol del arquero de ellos (Alexis Martín Arias), con ese cabezazo. Ya nos habían empatado Boca y Newell’s en las últimas jugadas y no nos podía volver a pasar. Por suerte la atajó Batalla”, cerró Núñez.

Pleno por el triunfo, Ricardo Zielinski dejó de lado su habitual prudencia y felicitó públicamente a su plantel. “Ganamos porque los jugadores pusieron lo que había que poner, era un partido complicado y supieron darlo vuelta. Tuvimos muchas más llegadas que ellos, así que el resultado fue justo. En el entretiempo, pese a que íbamos perdiendo, los felicité, les dije que estábamos bien. No somos más que nadie pero tampoco menos”, dijo el técnico.

“Fue un triunfo merecido -coincidió Guillermo Acosta-. No creo que los ingresos de Luis y el mío en el segundo tiempo hayan tenido que ver con la remontada. Somos jugadores que nos conocemos hace dos o tres años y no hay muchos cambios en el juego si salimos algunos”, dijo el “Bebé”, mientras a su lado Rafael García despejó cualquier duda sobre una posible lesión. “Pedí el cambio, porque estaba cansado”, dijo el defensor uruguayo, y enseguida se subió al colectivo, donde ya estaba a punto de volver a sonar la misma canción, desde anoche cábala oficial de Atlético.

Volvió a festejar en La Plata

Hasta anoche, el último triunfo que había registrado Atlético frente en La Plata, fue por el viejo torneo Nacional de 1976 y también ante Gimnasia. En la noche del viernes 22 de octubre, derrotó por 2 a 0 al “Lobo”, con goles de Ricardo Julio Villa (a los 4’ del primer tiempo y a los 41’ del complemento). El arquero Francisco Ruiz atajó dos penales. En tanto, el 12 de diciembre, Atlético volvió a vencer a Gimnasia, esta vez como local, también 2 a 0 con goles de Enrique Sosa. En la foto, una formación de ese año.

García sólo tiene una contractura

La salida de Rafael García causó pánico en Atlético. Pero ni bien terminó el partido, desde el departamento médico informaron que sólo se trataba de una contractura. El “Decano” parece tener una maldición con los centrales. Con Jonathan Cabral suspendido, Andrés Lamas que se recupera de un desgarro y será evaluado entre hoy y mañana, Mauro Osores desgarrado y Franco Sbuttoni también lesionado, “Rafa” es el único zaguero natural que podría jugar en La Paz. Ricardo Zielinski deberá improvisar en ese puesto.

Comentarios