Le robaron la bici, la recuperó días después, y el ladrón lo mató

La víctima se encontraba junto con un amigo en la esquina de Chiclana y Einstein. El asesino llegó en una moto y le disparó. Un tal “Mudo” fue atrapado.

09 Abr 2018

El barrio San Fernando se tiñó de sangre en la noche del sábado. Cerca de las 21, Nicolás Nahuel Abregú, de 22 años, fue baleado en la esquina de Chiclana y el pasaje Einstein.

El muchacho fue llevado en una camioneta del 911 hasta el hospital Padilla, donde fue operado de urgencia. Había recibido dos disparos: uno en el abdomen y otro en la pierna izquierda. Falleció poco después de salir del quirófano.

En la tarde de ayer, los restos del joven asesinado fueron velados en su domicilio del pasaje Juan Padrós al 2.100. Escenas de profundo dolor se vivieron en la humilde vivienda, donde familiares, vecinos y amigos le dieron el último adiós.

El presunto matador fue identificado como Juan Carlos “El Mudo” Lezcano (40), detenido poco después. Las fuentes policiales informaron que reside en el asentamiento Néstor Kirchner y que tendría antecedentes.

El padre de la víctima, José Luis Abregú, contó que se trata de un sujeto peligroso. Según su testimonio, su hijo se encontraba junto con un amigo cuando esta persona se presentó a bordo de una moto. El hombre aseguró que no hubo una pelea, sino que este sujeto directamente extrajo un arma de fuego y le disparó a su hijo sin mediar palabras. Luego escapó.

“Yo estaba en casa cuando me vinieron a avisar que le habían disparado a mi hijo. La ambulancia no llegaba y lo trasladamos en la camioneta de la Policía. En el camino, él me dijo que había sido ‘el Mudo’”, explicó.

El móvil del crimen

El robo de una bicicleta sería el antecedente del mortal ataque. Abregú contó que su hijo trabajaba desde hacía unos meses en una ferretería de Roca y Buenos Aires.

El jefe de Nicolás le había prestado una bicicleta para que se desplazara desde su casa hasta el trabajo. Pero días atrás, el “Mudo” (según el padre de la víctima) se la habría robado.

“Mi hijo estaba preocupado porque la bicicleta no era suya. Empezó a averiguar y ubicó a la persona que la había comprado. Tuvo que pagar un ‘rescate’ para recuperarlo”, explicó. Para los padres de la víctima, ese sería el motivo por el que Lezcano fue a buscar a su hijo para tomar venganza. “Es un tipo sacado. Muy violento”, señaló Abregú.

“Lo único que pido es Justicia. Quisiera hablar con las autoridades para explicarles lo grave de la situación en este barrio. Los vecinos tenemos que convivir con delincuentes pesados, que nos complican la vida, como le pasó a mi hijo”, se lamentó.

La causa fue remitida a la Fiscalía XI, a cargo de Adriana Giannoni. Personal de Homicidios detuvo a Lezcano, quien fue presentado en Tribunales. Fuentes policiales señalaron que no descartan otras medidas de detención en torno al caso.

En Esta Nota

Inseguridad Violencia
Comentarios