Tras 10 años, un presidente de España visita la Argentina

El líder conservador fue el principal respaldo del mandatario argentino frente a los empresarios españoles. El segundo inversor en el país, detrás de Estados Unidos. Se reunirá con Mauricio Macri para impulsar la inversión y el comercio bilateral.

09 Abr 2018
1

VIAJE. Para normalizar la relación y atraer inversiones, Macri realizó su primera visita a España en febrero de 2017. Fue recibido por Rajoy. REUTERS

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, llegará hoy a Buenos Aires en visita oficial, la primera de un mandatario español en 10 años, en busca de respaldar la relación estratégica con Argentina para impulsar la inversión y el comercio bilateral. La comitiva oficial estará formada por el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, la Secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela García, y un nutrido grupo de empresarios, entre ellos el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (COE), Joan Rosell, y el titular de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet.

Esperado desde hace mucho tiempo, el viaje de Rajoy -que se prolongará hasta el miércoles- supondrá un punto y aparte para la normalización de la relación bilateral después de las turbulencias que hubo durante las presidencias de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015).

La última visita de un presidente del Gobierno español a Argentina fue la del socialista José Luis Rodriguez Zapatero en noviembre de 2007, cuando pasó por Buenos Aires en viaje a la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile. Las relaciones bilaterales se tensaron al extremo a comienzos de 2012, cuando el Gobierno de Fernández de Kirchner expropió a la española Repsol la filial argentina YPF.

Desde aquel conflicto, la relación bilateral se mantuvo casi congelada hasta diciembre de 2015, cuando Mauricio Macri asumió como presidente y dio un giro en la política exterior del país. La afinidad política entre Macri y Rajoy es conocida, al igual que los estrechos vínculos entre el PRO y el gobernante Partido Popular (PP) de España, lo que propició una rápida recuperación de la relación bilateral.

El líder conservador ha sido el principal respaldo del presidente argentino frente a los empresarios españoles, quienes recibieron con entusiasmo sus políticas económicas.

Aún en la época de mayor conflicto, los españoles mantuvieron su posición de segundo inversor internacional en Argentina, por detrás de Estados Unidos. Con el fin de normalizar la relación y atraer inversiones, Macri realizó su primera visita a España en febrero de 2017, pero Rajoy no pudo devolverle el gesto hasta ahora, debido a que a lo largo del año pasado se vio abocado a la crisis institucional que atraviesa su país por el conflicto de Cataluña. Tanto Macri como Rajoy apuestan por el acuerdo comercial entre el bloque sudamericano y el europeo, en el que ambos gobiernos trabajaron de forma conjunta para que llegue a buen puerto al cabo de 20 años de idas y vueltas.

“Tenemos una agenda intensa en todos los campos. Espero que me ayude a convencer a los españoles, definitivamente, de que aquí son muy bienvenidos, que esta es su casa. No van a encontrar en el mundo un país que los reciba con tanto afecto”, dijo Macri en una entrevista que publicó ayer el diario ABC de Madrid.

Comentarios