Los equipos tucumanos se pusieron de acuerdo

Revirtieron la tendencia de la fecha pasada: esta vez, ganaron todos Huirapuca y Lince se clasificaron a playoffs en el A, y Cardenales se metió en la final del C

08 Abr 2018
1

AL PISO. Fernando Jogna Prat, de Lawn Tennis, tackleado por Benjamín Miguens.

Desde hace un par de semanas, parece haber entre los equipos tucumanos que participan en el Nacional de Clubes una especie de alianza, en virtud de la cual, comparten todo. Al acuerdo de entrenarse juntos -que involucra a los cuatro que compiten en el Nacional A- le siguió una fecha nefasta, en la que perdieron todos, y luego otra impoluta, en la que triunfaron también todos. Los resultados deun sábado benigno, lógicamente, tuvieron su correlato en las tablas de posiciones.

Chances graduales

A una fecha del final de la fase clasificatoria, el único equipo tucumano del Nacional A que depende de sí mismo para clasificarse a los playoffs es Lawn Tennis. El equipo del parque 9 de Julio volvió a ganarle a CUBA, esta vez de local (36-19), sobreponiéndose a un comienzo bastante complicado: a los siete minutos, ya perdía 0-14. A medida que fue pasando el tiempo, el “Tennis” fue ganando confianza, aunque sus mejores momentos llegarían en la primera mitad del complemento, cuando asestó tres tries. El triunfo se combinó con la caída de Duendes a manos de Hindú, lo que dejó a los “Benjamines” apenas un punto por debajo de los rosarinos, a quienes recibirán el sábado. El que gane, estará clasificado.

Aunque ya no depende de sí mismo, Natación se ganó una vida más al derrotar a Belgrano Athletic 25-19 al cabo de un partido muy difícil, en el que los “Blancos” debieron defender con uñas y dientes la ventaja que obtuvieron a partir de los penales generados en ataque y ejecutados por Máximo Ledesma. La efectividad de “Machi” (acertó siete de ocho disparos) se complementó con la buena defensa de Natación, que tackleó a sabiendas de que cualquier cosa que no fuera un triunfo lo dejaría fuera de los playoffs. Ahora, debe derrotar a Tala y esperar un triunfo del ya clasificado San Luis sobre Belgrano.

La situación de Tucumán Rugby sigue siendo complicada, pero al menos la victoria sobre SIC (21-15) le permite sostener su ilusión desde lo matemático. En un partido de dominio cambiante, el “Verdinegro” empezó mal pero terminó bien, con un try de Pablo Avellaneda a falta de un minuto para el final que dio vuelta lo que hasta entonces era triunfo y clasificación de los “Zanjeros”. En la última fecha, debe golear a Jockey de Rosario y esperar que SIC no sume ante el ya clasificado Alumni para alcanzarlo en la tabla.

Para Los Tarcos, ya sin chances desde la fecha anterior, el valor de ganarle a La Tablada fue sumar sus primeros puntos en esta edición. Y lo hizo de gran manera: goleó a los cordobeses 46-19 con una gran producción a lo largo de los 80 minutos, una intensidad que el “Rojo” se debía y que intentará mantener en el cierre de la etapa, cuando reciba al ya clasificado Newman en el ex aeropuerto.

En la pelea

Por el Nacional de Clubes B, Universitario también pasó de la oscuridad a la luz: tras caer el fin de semana pasado, se desquitó de local con San Martín, al que venció 31-17, no sin esfuerzos. El resultado le permitió sostenerse en la posición de escolta de su zona, dos puntos por arriba de Urú Curé, al que recibirá el próximo sábado en otro duelo a todo o nada.

Avanzan como tractores

La onda expansiva ganadora de los equipos tucumanos también llegó al Torneo del Interior, en el que Huirapuca, Lince y Cardenales se anotaron importantes triunfos.

Los primeros dos ya tienen su lugar asegurado en las llaves definitorias del Torneo del Interior A. Los concepcionenses ya lo tenían desde la semana pasada, merced a la imbatibilidad que han mostrado en la Zona 4, y que se reforzó con otra goleada, esta vez de visitante sobre Neuquén RC (48-15).

“Huira” no se anduvo con vueltas y dejó una vez más en claro que va por todo: cuenta con puntaje ideal, tiene el mejor promedio goleador del torneo y apunta a cerrar una primera fase sin derrotas. En la última jornada deberá viajar a Mendoza para visitar a su escolta, Marista, al que ya le sacó 17 puntos de ventaja.

Por el lado de los “Grises”, el largo viaje a Montevideo no fue en vano. Apeló a lo mejor de su repertorio y pasó por arriba a Montevideo Cricket Club, al que goleó 74-5. No hubo equivalencias de ningún tipo, fue un try detrás de otro. Con los cinco puntos que embolsó, quedó puntero junto a Curne y ya se aseguró su plaza en los cuartos de final, más allá de que todavía debe visitar a Crai en Santa Fe en la fecha que viene. Ganar le servirá para acrecentar sus chances de jugar la primera llave en Silvano Bores al 800, donde Lince siempre se siente más cómodo.

Por ahora, además de Lince y Huirapuca, quienes ya están clasificados son: Curne, Jockey Club de Córdoba, Liceo (Mendoza) y Universitario de Córdoba. Todavía quedan tres lugares en pugna.

Un paso más

Tres años después, Cardenales volverá a jugar una final. La última fue, justamente, en el Torneo del Interior A 2015, cuando derrotó a Los Tordos 26-16 y se convirtió en el primer club tucumano en ganar el certamen.

Ahora, irá en busca de consagrarse en el inaugurado Torneo del Interior C, precisamente frente a otro equipo mendocino: Mendoza RC. Para ello, tuvo que sortear primero un duro obstáculo, como lo fue San Juan RC, al que venció 25-24 con un try de Germán Rodríguez. a un minuto del final.

El conjunto sanjuanino le impuso un riguroso juego de forwards. “Nales” le respondió de la misma manera. No se dieron respiro, se tacklearon sin cesar. Pero fue el “Purpurado” el que pudo aprovechar las pocas situaciones e irse al descanso 10-7 arriba.

Los primeros 15’ del segundo período fueron netamente del local. Con un try de Rubén Medina, más la conversión y un penal de Francisco Granata, se pusieron 20 -7. Lejos de definirlo, se durmió y sufrió dos tries convertidos en contra, además de un penal que puso a la visita 24-20. Y “Nales” salió a matar o morir: con alma corazón y vida, buscó el hueco hasta que lo encontró. Ahora, lo espera una nueva final.

Comentarios