CAME pide al fisco que no se sancione a los comercios

La entidad empresaria nacional considera que no están dadas las condiciones para que la AFIP aplique multas y clausuras a los que no tengan el POS (el dispositivo que se utiliza para efectuar pagos con tarjetas).

06 Abr 2018
1

Tiempo. Eso es lo que le pidió la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) al fisco para que se extienda la obligatoriedad para que el comercio minorista reciba pagos electrónicos de sus clientes. “No están dadas las condiciones para que todos tengan los posnet, aunque reconocemos que es una tendencia global que marca la competitividad en la actividad”, dijo ayer a LA GACETA el presidente de la CAME, Fabián Tarrío.

El empresario, que vino a Tucumán para participar de los festejos del 65 aniversario de la Federación Económica de Tucumán (FET), remarcó que ese fue el planteo formal que le efectuó la entidad al Gobierno nacional durante un encuentro de la Mesa Sectorial del Comercio. Tarrío consideró que hay comercios pequeños y medianos cuyos márgenes de rentabilidad son tan estrechos que una medida como esa les quiebra la ecuación, al tratarse de un costo implícito.

“Hay dos empresas que brindan ese servicio que cobran, mensualmente, un cargo para el uso y no puede ser que eso se mantenga durante tanto tiempo”, resaltó. Frente a esa situación, indicó que la obligatoriedad dispuesta por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para su uso masivo “es de difícil instrumentación en el corto plazo”.

“Por eso, pedimos que posterguen las eventuales sanciones monetarias y de las clausuras que propone el fisco por el no cumplimiento de la medida”, manifestó el titular de la CAME. Precisamente, el jefe de la AFIP, Leandro Cuccioli, alentó a los consumidores a denunciar a aquellos comercios que incumplan la medida. A partir de esas denuncias, la AFIP realizará visitas “inductorias”. En ellas, los inspectores notificarán a quienes no tengan posnet o no lo usen correctamente y hasta efectuarán una rápida capacitación.

Luego realizará una visita “de control”. Si el incumplimiento sigue, el inspector labrará el acta de infracción correspondiente.

Paralelamente, la CAME señala la necesidad de disminución la presión impositiva sobre la actividad. En este aspecto, Tarrío indicó que el 42% del precio final de un producto responde a la carga fiscal en todos los niveles. E indicó que aún no se ven los resultados de los Consensos Fiscales, firmados entre la Nación y las provincias, para disminuir el peso de los impuestos, porque es un plan progresivo. “En 16 provincias (entre ellas Tucumán) estamos viendo que, en vez de bajar, han subido la alícuota de Ingresos Brutos hasta el máximo permitido, del 5%. El agravante de esa situación es que se encarecen los productos y, cuando eso pasa, no se vende; es algo elemental”, puntualizó Tarrío durante la entrevista concedida a nuestro diario.

No obstante, expresó que los comerciantes aún conservan cierto optimismo para que la situación económica se revierta en el país, con un mayor reducción de la inflación. “Si hubiera buenas ventas, todo se disimula. Hoy es muy costoso mantener una PyME. Creemos que la situación de las ventas se revertirá, más con el impacto de las paritarias en el bolsillo de los consumidores”, finalizó.

Comentarios