La Provincia cerró la tercera paritaria: un 17% de suba para empleados del Siprosa

ATSA, Sumas y ATE acordaron que se aumenten varios ítems en los haberes del sector

06 Abr 2018

El Gobierno cerró ayer un tercer acuerdo salarial sin mayores contratiempos. En este caso, el convenio se firmó con gremios que representan a trabajadores de la salud pública, y es similar al ya pautado con los docentes y los estatales: un 17% de aumento, a pagar en dos cuotas.

El convenio fue rubricado por las autoridades provinciales y los dirigentes de ATSA, Sumar y ATE. El resto de los gremios del sector, como AME y Sitas, serán convocados para la próxima semana.

El aumento se hará efectivo en dos partes: 8% con el sueldo de marzo (retroactivo en planilla adicional) y 9% con el sueldo de septiembre. Además, establece el pago de la cláusula gatillo en caso de que la inflación supere el 17% pactado y el pase a planta transitorio y permanente de los trabajadores. “Llegamos a un acuerdo salarial y de estabilidad laboral. Es el compromiso del gobernador dar este aumento a los trabajadores y garantizar la salud de los tucumanos”, precisó el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado. “Primó el diálogo con los distintos gremios; escuchamos los reclamos y las necesidades; se analizaron y es por eso que hubo aumento en algunos ítems que ellos han solicitado”, expresó el funcionario.

Los representantes sindicales también se mostraron conformes. “Logramos incluir en el acta el ítem ‘seguro por mala praxis’. También habrá aumento en la asignación familiar y en la ayuda escolar. Siempre queremos más, pero nos vamos contentos porque es uno de los mejores acuerdos a nivel país y, encima, tenemos garantizado el pago de la cláusula gatillo”, reflexionó Reneé Ramírez, secretario general de ATSA y legislador oficialista. Noemí Díaz, de Sumar, cree que el acuerdo cubre las expectativas de los trabajadores. “Hemos trabajado mucho para obtener aumentos en los ítems Aporte social y Capacitación. Hemos llegado a la expectativa de los trabajadores”.

“La cláusula gatillo le asegurará al trabajador mejoras en su sueldo, en caso de que la inflación sea superior al porcentaje asignado. El objetivo es brindar tranquilidad a los empleados”, cerró la ministra de Salud, Rossana Chahla.

Comentarios