La emotiva historia de Andrés y su abuela "Manu", los protagonistas de la versión tucumana de "Coco"

Ella tiene 95 años y él, 32. Juntos, emocionaron al país.

05 Abr 2018

Amor, ternura, respeto, picardía, el hecho de hacerse compinches y aprovechar para, una que otra vez, hacer con ellos lo que no permiten los padres. Así es el vínculo que suele tejerse entre muchos nietos y abuelos. Por eso, cuando los mayores se van, se siente el vacío y aparecen las preguntas: ¿por qué no le dediqué más tiempo? ¿por qué no compartí más? ¿ahora quién me va a acariciar la cabeza hasta que me duerma?

Hace unas semanas se viralizó un video tucumano en el que un nieto y su abuela recrean una escena de la película “Coco”. La grabación causó tal emoción que llegó a tomar alcance nacional. En las imágenes aparecen Andrés Vilte y María Manuela Ibáñez cantando “Recuérdame”. Ambos viven juntos y comparten a diario helados, charlas y paseos. El amor que se tienen traspasó la cámara y logró llegar a los corazones de muchas personas.

Sentada en el mismo sillón en el que cantó en aquella grabación, y maquillada y peinada para la ocasión, la abuela recibió a LA GACETA y contó su historia.


“Fui una maestra sin aspiraciones de elogios, solo quería cumplir con mis obligaciones pero la vida quiso otra cosa”, expresó Manuela al hacer referencia a un reconocimiento que le otorgaron en la Casa Histórica por su destacada trayectoria personal y profesional, la semana pasada.

La mujer de 95 años fue empaquetadora, maestra, enfermera, directora y pintora. Conoció a su marido trabajando en el Correo y formó una familia compuesta por dos hijos, siete nietos y siete bisnietos. Hoy su esposo ya no está físicamente a su lado pero vive rodeada del amor que le brindan sus familiares. Comparte su casa con dos de sus nietos: Andrés y Teresa, su hermana.

“Manu” –como le dice su familia- no tenía idea de lo que causó la filmación; para ella solo fue un video más de todos los que graba con Andrés. A partir de la publicación, los vecinos se acercan a saludarla y a pesar de que es la famosa del barrio, ella no se agranda.

“Me emociona que me tengan en cuenta. Por supuesto que no me imaginaba esa repercusión”, consideró la abuela. “Se sorprende de que la gente sepa tanto sobre ella”, dijo entre risas Andrés.


A “doña Manuelita” –así le dicen los vecinos- le gusta mucho tomar helado y cantar, y aprovecha su tiempo libre para pintar mandalas. Los cuadros que hizo de joven decoran todo su hogar, al igual que las fotos familiares.

Una de las etapas de su vida que recuerda con más cariño fue su paso por  la escuela número 107 de Raco. “Casi toda mi vida la pasé ahí. Construímos el mástil y la escalera, me acuerdo”, comentó Manuela, quien fue directora del establecimiento.

Cuando “Manu” se jubiló decidió buscar actividades para no quedarse en casa y encontró la “Legión de María”, un grupo católico que participaba en distintas iglesias.

Andrés y su abuela viven juntos hace cinco años. “Yo llegué acá por pedido de ella. En un principio iba a quedarme un solo año y bueno, ya pasaron cinco“, contó el músico.

“Más que su abuela soy su hija. Él me cuida, me lleva, me trae”, expresó Manuela. “Cómo no me va a gustar si es el amor de mi vida”, agregó.

La historia detrás del video

Andrés es maestro de música y está a punto de recibirse de Comunicador Social.  En medio de sus ocupaciones siempre se hace un tiempo y lo comparte con su abuela. Un amigo le comentó que al ver “Coco” se acordó de él y del vínculo que lo une a su abuela, y que ese comentario fue el que originó el video que se volvió viral.


“Cuando ví la película realmente me emocionó. Me sentí identificado”, dijo Andrés.

El músico jamás se imaginó la repercusión que iba a tener el video. Pero hoy considera que es un homenaje más que merecido para "Manu", su abuela.

Comentarios