Jaldo aguarda para definir si habrá boleto universitario gratuito

Legisladores instaron a ampliar el beneficio, que ya rige para alumnos que viven fuera de la capital.

05 Abr 2018
1

ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE HÉCTOR PERALTA

El tratamiento de los proyectos que proponen el Boleto Estudiantil Gratuito (BEG) universitario y terciario depende de los costos que genere este mes la implementación de ese beneficio para los niños y jóvenes de los niveles inicial, primario y secundario.

“Como diría algún director técnico, esto es ‘paso a paso’”, expresó ayer el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, citando la célebre frase del ex entrenador de Racing Club, Reinaldo “Mostaza” Merlo.

Esta semana, en la provincia comenzó a regir el BEG para los estudiantes del interior. En la primera etapa, el sistema alcanza a los alumnos de escuelas públicas y parroquiales que residan fuera de la capital. Según las cifras provisorias que maneja el vicegobernador, en los primeros días de puesta en marcha de este programa ya se inscribieron 25.000 estudiantes.

Estos pasajes son costeados con los “ahorros” generados por la Legislatura gracias a la Ley de Excedentes Financieros. Según informó LA GACETA, entre 2015 y febrero pasado el cuerpo legislativo sumó unos $240 millones en sus reservas para uso discrecional. La aplicación del Boleto Estudiantil Gratuito significará unos $35 millones anuales, indican las proyecciones iniciales. Si se toma en cuenta el aporte de $4 millones para el diseño del plan de obras hídricas (ver nota aparte), a la Legislatura le quedarán unos $200 millones disponibles de esa cuenta.

En este marco, los representantes del pueblo elevaron al menos siete proyectos de ley que apuntan a ampliar el boleto estudiantil a los niveles universitario y terciario.

“Tenemos que esperar abril para ver qué cifras arroja el BEG a nivel primario y secundario. Eso nos dará una idea de la inversión”, indicó Jaldo. De todas formas, el vicegobernador expresó que “las puertas de la Legislatura están abiertas” para todas las propuestas. “Hay legisladores del oficialismo y de la oposición que están haciendo esos planteos, pero para tomar una decisión, primero, hay que contar con los recursos. Estamos esperando que se defina esta etapa, que conozcamos la incidencia presupuestaria de este beneficio; luego podremos hablar con certeza sobre la posibilidad del boleto universitario, y también del terciario”, manifestó Jaldo.

Ayer, el titular de UTA, César González, visitó la Cámara para expresar el apoyo del gremio al boleto estudiantil. “Queremos aportar nuestro granito de arena a través de nuestros trabajadores; hasta que se pongan en funcionamiento en todas las unidades los lectores de tarjetas magnéticas, ellos van a cortar los troqueles de abonos provisorios que se les otorga a los alumnos”, afirmó el dirigente sindical.

Comentarios