Gaza: l6 a 0, trágico resultado

01 Abr 2018

Por Carlos Duguech

Analista internacional
Analista internacional

Cuando de personas enfrentadas se trata, este resultado de 16 palestinos muertos y ninguna baja entre los militares del ejército israelí en la jornada del viernes es una significativa muestra del exceso de las fuerzas de defensa israelíes. Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido de urgencia, analiza sobre las decisiones a tomar, una organizada marcha por reivindicaciones reclamadas por los palestinos. Un portavoz de Hamas, sector que se diferencia de la conducción de la Autoridad Nacional Palestina en Cisjordania (Mahmoud Abbas) se expresó tajantemente: “Las grandes multitudes... reflejan la determinación del pueblo palestino para lograr el derecho al regreso y para romper el asedio, y ninguna fuerza puede detener este derecho”. El eje de la marcha en distintos puntos de la zona fronteriza de Gaza con Israel tenía un claro propósito: no dejar en el olvido un problema humanitario que desde hace casi setenta años originó los refugiados provenientes de la Palestina partida en dos (Con Jerusalén como corpus separatum).

La reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad (CS) de la ONU celebrada el viernes no alcanzó a generar una resolución de consenso. Sin pena ni gloria. ¿Cuántas víctimas mortales (16) y heridos (estos son casi 1.500, señalan algunos informes) serán “necesarios” para que el CS suscriba una resolución conducente a preservar vidas y bienes de unos y otros en este asimétrico enfrentamiento?

Esta es una situación que se repite. En anteriores actos de violencia armada más de 1.300 muertos se producían mientras el CS debatía la fórmula para evitar lo que se estaba generando, día a día, mientras se deliberaba en el imponente salón del organismo en la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

El dieciséis a cero, además de patentizar una asimetría trágica, se convierte en un punto de partida para que lo que habitualmente se menciona con el genérico de “comunidad internacional de naciones” tome finalmente cuerpo y sus integrantes actúen del modo que en el derecho internacional está claramente establecido. No mirar para otro lado que no sea donde la humanidad se lastima a sí misma. That is the question, como proponía Shakespeare.


Comentarios