Escándalo en Independiente: nuevos detenidos y ocho allanamientos

Un relacionista público deberá declarar ante la Justicia. También ordenaron detener a un organizador de torneos juveniles.

29 Mar 2018
1

POR EL ESCÁNDALO EN INDEPENDIENTE. La Policía de la Ciudad hizo el allanamiento en el negocio de Cohen Arazi. (CLARIN)

El escándalo por abuso a menores de Independiente crece con el correr de las horas. En la causa por "abuso sexual en concurso ideal con la corrupción de menores" ya hay cuatro detenidos y esta mañana ordenaron ocho nuevos allanamientos.

Fuentes judiciales le confirmaron al diario Clarín que uno de los pedidos de detención sería el de un representante de jugadores y otro el de un organizador de torneos juveniles. Ademas trascendió que "los nombres de los buscados son Juan Manuel Vallones y Alejandro Carlos Dalsin".

A esto se sumaron también allanamientos en seis domicilios de La Plata y dos en el Gran Buenos Aires (uno en Gerli y el restante en Remedios de Escalada).

El relacionista público Leonardo Cohen Arazi, detenido ayer en la causa por abusos a jugadores de la divisiones inferiores de Independiente, declarará esta tarde ante la fiscal Soledad Garibaldi, a cargo de la investigación, quien libró dos nuevas órdenes de captura y una serie de allanamientos en la provincia de Buenos Aires, según fuentes judiciales.
El relacionista público Leonardo Cohen Arazi fue el último detenido. El mismo afirmó que conoce "de un boliche" al futbolista de Independiente sindicado como el "entregador" de al menos tres de sus compañeros a una presunta red de pedófilos y que el joven estuvo en su casa, pero negó ser parte de esa red y dijo que sólo es "un tarjetero de boliche".

Los restantes detenidos son el árbitro Martín Bustos, acusado de ser uno de los abusadores; su abogado Carlos Tomás Beldi por haber destruido el celular de su defendido, lo que se consideraba como prueba; y Ernesto Silvio Fleyta, de 24 años, que fue apresado ayer en la localidad de ingeniero Budge.

La causa por los abusos a jugadores de las divisiones inferiores de Independiente que vivían en la pensión del club comenzó a investigarse tras la denuncia que realizó la propia institución, luego que un joven de 14 años, presunta víctima, se quebrara y confesara los hechos al psicólogo de la pensión. 

Comentarios