Rusia acusa al servicio secreto británico por el envenenamiento del ex espía y de su hija

Según la Scotland Yard, el ex doble agente habría tomado contacto con el veneno en su casa

29 Mar 2018

LONDRES.- El ex doble agente ruso Serguei Skripal y su hija Yulia entraron en contacto con el veneno que los tiene en estado crítico en la puerta de su casa, en la ciudad de Salisbury, en el sur de Inglaterra, informó ayer la policía británica.

Skripal, de 66 años, y su hija de 33, fueron hallados inconscientes en un banco de un parque de Salisbury el 4 de marzo pasado.

Londres responsabiliza a Moscú del atentado contra Skripal y alega que para el envenenamiento se utilizó un agente nervioso llamado Novichok desarrollado en la antigua Unión Soviética.

Sin embargo, Rusia niega su implicancia en el envenenamiento a Skripal, a quien una Corte rusa condenó por venderle secretos de Estado rusos al Reino Unido en 2006.

Es más, ayer denunció a los servicios secretos británicos como presuntos autores del envenenamiento del ex espía ruso. “Un análisis de todas las circunstancias revela un desinterés de las autoridades británicas por encontrar los verdaderos motivos y a los perpetradores del crimen”, afirmó el ministerio de Defensa ruso en un comunicado. “Eso nos lleva a la idea de una posible implicación en él de servicios especiales británicos. Las autoridades británicas mostraron sistemáticamente incapacidad para garantizar la seguridad de ciudadanos rusos en su territorio”, apunta el comunicado ruso.

“Los ejemplos más descarados de esto incluyen el envenenamiento del ex empleado del FSB ruso A. Litvinenko, la muerte en circunstancias nunca explicadas de los empresarios rusos B. Patarkatsishvili y A. Perepilichny, el misterioso ‘suicidio’ de B. Berezovsky y el estrangulamiento de su socio comercial N. Glushkov, y finalmente el intento contra la vida y salud de S. Skripal y Y. Skripal”, indica la declaración.

El caso ha provocado la indignación de la comunidad internacional y la expulsión de más de 150 diplomáticos de una treintena de países, entre ellos Estados Unidos, Alemania y Francia, además del Reino Unido.

Scotland Yard dijo en un comunicado que “los detectives creen que los Skripal entraron en contacto por primera vez con el agente nervioso en su vivienda”, antes de recalcar que esta es “una de las investigaciones más complejas” a las que ha hecho frente hasta la fecha.

“Los detectives seguirán centrando sus investigaciones alrededor de la dirección de la vivienda (de Skripal) en las próximas semanas y, posiblemente, meses de investigación”, agregó el texto.

El jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Dean Haydon, destacó que las autoridades “están dedicando gran parte de los esfuerzos en la vivienda y sus alrededores”. “Me gustaría dar las gracias a la comunidad local por su comprensión y apoyo”, remarcó, antes de indicar que el riesgo para los residentes en la zona “es bajo”.

Skripal, ex espía ruso que se convirtió en agente doble al servicio del MI6, la inteligencia británica, fue detenido y condenado en Rusia en la década pasada. (Télam)

Comentarios