Un plazo “apura” a alumnos de Derecho

Este sábado caduca la última prórroga del plan ‘77 de estudios. Unos 200 estudiantes reclaman al Decanato una nueva extensión. Se les sumarían 14 materias a las que aún adeudan

29 Mar 2018
1

Incertidumbre total. Así resumieron estudiantes de derecho de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) su situación respecto a la caducidad del plazo -en dos días- del plan de estudios del año 1977. Si no obtienen una nueva prórroga, deberán migrar al nuevo programa del año 2000, con lo que se les agregarán 14 materias, además de las que aún no rindieron.

La decana de la Facultad de Derecho, Adela Seguí, explicó que se debe respetar el “cauce institucional” que corresponde para atender el reclamo estudiantil. “Hay que dar pasos en forma segura y sin ninguna presión”, manifestó. “Me pongo en el lugar de ellos y comprendo la aflicción. Pero no lo puedo decidir sola. Es competencia del Consejo Directivo de la facultad y luego pasaría al Consejo Superior de la UNT”, añadió Seguí.

La secretaria académica de esa casa de estudios, Cristina Grunauer, recordó que a fines de 2001, el Ministerio de Educación de la Nación, mediante la resolución N° 1153, otorgó reconocimiento oficial y validez nacional a los títulos de procurador, escribano y abogado del plan 2000, quedando “sujetas a las exigencias y condiciones que corresponda cumplimentar en el caso de que los mismos sean incorporados a la nómina de títulos que requieran el control especifico del Estado”. Cuando fue reglamentado el artículo 43 de la Ley de Educación Superior, la cartera nacional no estableció la obligatoriedad para que las carreras de grado cumplieran con la acreditación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau). No obstante, agregó Grunauer, en 2005 se dictó una legislación que exige esa condición “a todas las carreras que otorgan el título de Abogado” debido a que la profesión fue declarada de interés público por el riesgo en el que se coloca a los patrimonios, los bienes y los derechos de las personas, entre otras.

“En su momento, el plan ‘77 no cumplió con los estándares de calidad educativa de la Coneau, porque es un plan viejo que se hizo con otros parámetros de la ley de Educación Superior, por lo cual se dispuso la caducidad del plan. No fue por capricho”, prosiguió Grunauer.

En esta línea, el Consejo Directivo de la Facultad de Derecho de la UNT dispuso, a través de la resolución N° 0282-002 del 27 de diciembre de 2002, la caducidad del plan de estudios 1977. En función a esta normativa, los alumnos migraron en forma voluntaria u obligatoria a la nueva nómina de estudios. En 2012, el Consejo Directivo implementó un sistema de equivalencias “totales y parciales” de las materias afines entre el plan de estudios 1977 y el de 2000. El último plazo concedido para abandonar el antiguo régimen vence este sábado 31.

“El alumno tenía la obligación de ir rindiendo (las materias que adeudaba) para conservar el plan. De lo contrario, debía migrar al plan 2000”, detalló Cristina Grunauer.

“Es muy difícil que el Consejo Directivo pueda prorrogar el plan ‘77 porque no cumple con los requisitos mínimos de calidad educativa, como la carga horaria”, expresó la secretaria académica. Tanto Grunauer como Seguí coincidieron en que la Facultad de Derecho brindó muchas posibilidades, como el doble cursado en un mismo año y el establecimiento de mesas de exámenes todos los meses, y una extraordinaria en marzo para que los alumnos puedan egresar bajo ese régimen.

“Nos quedan menos de 10 materias para recibirnos. La mayoría somos jefes de familia y tenemos hijos. Esto sería un perjuicio tremendo. Estamos colgados”, manifestó con preocupación Natalia Saracho, alumna del programa ‘77 y vocera de un grupo de casi 200 alumnos afectados que esperan una respuesta.

Comentarios