Cinco destinos tucumanos que quizás no conozcas y que son ideales para disfrutar en Semana Santa

Si querés evitar las multitudes y estás buscando opciones para relajarte al aire libre, esta nota te puede servir.

28 Mar 2018

Se viene un fin de semana extra largo y si no te podés ir lejos, no te preocupes: Tucumán está lleno de opciones para pasar unos días inolvidables. Además de los lugares tradicionales (Tafí del Valle, El Cadillal, Raco o Villa Nougués, por nombrar algunos), existen en la provincia más alternativas para elegir a la hora de buscar dónde pasarmuchas  otras alternativas menos masivas pero igual de hermosas para pasar el tiempo libre. 

Acá te proponemos cinco escenarios naturales que no te podés perder:

1- Cascada Los Pizarro, La Cocha

Para los amantes de la aventura, en Tucumán está la cascada más alta del norte argentino. Se trata de  la que está ubicada en Los Pizarro y tiene aproximadamente 80 metros de altura. Un dato más: está integrada por tres saltos.

Desde la plaza principal de La Cocha, se puede acceder por la ruta provincial Nº 334 en dirección oeste. A siete kilómetros hay que acceder a la represa Los Pizarro (lugar utilizado por los lugareños para la pesca) y desde allí caminar una hora hasta estas maravillas naturales. El conjunto de la cascada más la laguna cristalina que se forma a su pies, significa un oculto tesoro del sur tucumano.


2- Actividades comunitarias en Talapazo, Ruinas de Quilmes

Talapazo es un pequeño pueblo a la ladera de la montaña de Quilmes, a 7 kilómetros al oeste de la ruta 40. Es una comunidad ganadera y agrícola recientemente comenzaron a trabajar en el turismo rural. Viven alrededor de 24 familias.

La idea es que el visitante sea parte de la cotidianidad de la comunidad y participe de las actividades del poblado como sacar leche de las cabras, observar la cría de animales o el proceso de elaboración de dulces y vino.


Otra de las actividades que se puede realizar en Talapazo es visitar el sitio arqueológico, a 200 metros de la ruta de ingreso al pueblo. Allí se observan restos de vasijas, morteros y estructuras realizadas con la técnica de pirca, es decir, paredes construidas con piedras, una arriba de la otra, sin aditamento. También hay miradores desde donde se aprecia la inmensidad de las montañas calchaquíes. El turista, mediante caminatas, puede hacer el circuito de La Mina, donde se extraía hasta el año 2.000 mica y algunas piedras preciosas.

Para reservas en hospedaje comunicarse con Sandro Llampa: 3815571247.

Para gastronomía, Paola Agüero: 3816222254

En caso de llegar en colectivo es necesario comunicarse con Marcelo al 3814124013 para traslado desde la ruta 40 a Talapazo.

3- Reserva La Florida, Monteros

A sólo 60 kilómetros de la capital hay en un escenario único, lleno de historia. El ambiente original de las yungas, tal como lo vivieron los pueblos indígenas, ofrece belleza y deslumbra a quienes lo visitan.

La Florida se trata de la primera área protegida provincial que hubo en el pais, creada en 1936 por la Ley Provincial Nº 1646.

Para llegar al parque, ubicado entre los pueblos Capitán Cáceres y Sargento Moya, se puede tomar en Santa Lucía la ruta 324 (ruta interpueblos). Tres kilómetros después de Capitán Cáceres se llega a la entrada de la reserva.


La Florida posee unas 14.000 hectáreas y conserva uno de los pocos reductos de selva pedemontana en terrenos planos, tipo de vegetación que cubría gran parte de la superficie tucumana ocupada actualmente por grandes extensiones de cultivos o por poblados. Además de esta zona de terrenos planos, se puede acceder a zonas de pastizales de neblinas y altoandinos, altitud que va desde los 550 a los 5.400 metros sobre el nivel del mar pudiendo observar alrededor de 39 especies de mamíferos y 58 especies de aves.

Para programar visitas prolongadas, debe contactarse con la Dirección de Flora y Fauna de la Provincia al número (0381) 4218150.

4- Los túneles de Rumi Punco, La Cocha

Para los amantes de los deportes o las actividades de turismo activo, al sur del Tucumán cuenta con circuitos ideales para el senderismo.

En la zona de Rumi Puncoexisten viejos túneles abandonados hace más de medio siglo. Las estructuras formaron parte de un proyecto ferroviario que pretendía unir la región con las provincias de Catamarca, Salta y Jujuy y más adelante con Chile, para beneficiar económicamente la zona y aumentar el crecimiento de toda el área.

Al abandonarse el proyecto, las gigantes construcciones quedaron como un atractivo paseo para descubrir una fascinante mezcla de historia y naturaleza.


El término Rumi Punco proviene de la unión de las palabras en quichua Rumi (piedra) y Punco (puerta), es decir que significa "Puerta de Piedra".

Se puede acceder a través de la Ruta Nacional 64, o por la Ruta Nacional 38 que la conectan con las principales ciudades de la provincia y con la ciudad capital; además de estar vinculada con la vecina Provincia de Catamarca por su ubicación limítrofe, a la que se trasladan diariamente por trabajo o servicios básicos.

Es recomendable ir acompañados por un guía local. La municipalidad de La Cocha (03865 – 496506. Interno de Dirección de Cultura y Turismo 314) puede brindar un listado para poder contactarse con los mismos.

5- Ruinas de San José, Lules

Las Ruinas de San José de Lules son Monumento Histórico Nacional desde 1944 ya representan un vivo testimonio de la época de la conquista española y sitio en donde los jesuitas cultivaron por primera vez la caña de azúcar.

Están formadas por una antigua capilla y un convento que fueron fundados por la Compañía de Jesús en 1670. Desbordados de historia, allí se ubican los dormitorios, el almacén, los talleres y el colegio donde estudiaban los indios Lules. Además, allí funcionó el primer colegio público de la Argentina. Actualmente, en la antigua sacristía, funciona el museo.


La visita a San José de Lules se puede hacer de diferentes maneras ya que el camino es de muy fácil acceso. Si querés realizarlo de manera particular, podrés llegar a ellas desde la ciudad capital, por Ruta Provincial Nº 301 recorriendo aproximadamente 18 kilómetros, 2 antes de encontrar el acceso a la ciudad de Lules.

Otras opciones son el traslado por transporte público desde terminal de ómnibus o bien contratar alguna excursión con una agencia privada. Consultá las agencias haciendo click aquí. 


Comentarios