Tras su detención, el tucumano acusado del fraude millonario a la Anses se declaró inocente

Luis Manuel Paz fue interrogado en Santiago del Estero durante más de dos horas por la Justicia Federal.

27 Mar 2018
1

ARCHIVO LA GACETA

El segundo jefe de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) de Santiago del Estero, el tucumano Luis Manuel Paz, fue indagado y se declaró inocente en la causa por un millonario fraude con pensiones "truchas", informaron hoy fuentes judiciales.

Se entregó el tucumano acusado de un fraude millonario con pensiones "truchas" a la Anses

Por más de dos horas, el juez federal Guillermo Molinari y el fiscal Pedro Simón interrogaron a Paz, coordinador del área de Gestión, quien se entregó ayer tras permanecer tres semanas prófugo de la justicia federal.

Las fuentes informaron a Télam que el funcionario oriundo de la ciudad de San Miguel de Tucumán se declaró inocente de las acusaciones que lo consideraban "el cerebro" del otorgamiento de pensiones "truchas" a jóvenes que presentaban actas apócrifas en la que aparecían casadas con personas fallecidas.

Tras finalizar la indagatoria, el detenido fue trasladado y alojado en la unidad de Gendarmería Nacional.

Paz, el noveno de los detenidos entre empleados del organismo nacional y beneficiarios, se venía desempeñando hace 11 años en cargos jerárquicos y los investigadores sospechan que se dedicaba a tramitar y autorizar el pago de las pensiones "truchas".

En tanto, el juez Molinari tiene previsto indagar en horas de la tarde a otra empleada de la Anses, Graciela Saad, encargada de la oficina de Acreditación de Datos Personales.

Los beneficiarios

Una vez concluida las indagatorias a los empleados del organismo nacional, el magistrado y el fiscal tienen previsto interrogar a los beneficiarios de las pensiones "truchas".

Entre los principales beneficiarios figuran tres detenidos: Celeste Soledad Lucatelli, asesora y sobrina de la diputada nacional Mirta Pastoriza, que cobró un monto de $ 867.651; su hermano Héctor Lucatelli y su pareja Paola Andrea Conte, que percibieron $ 1.240.285, tras fraguar un divorcio. En el caso de la asesora figura que contrajo enlace con dos personas fallecidas, el mismo día y hora.

Asimismo, se logró determinar que los beneficiarios cobraban previamente una importante suma de dinero en concepto de retroactivos, que se distribuía entre gestores y empleados de Anses.

Los apresados están acusados de los delitos de "falsificación de documentos públicos, defraudación y asociación ilícita" y en el caso de los empleados se les suma el de "abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público". (Télam)

Comentarios