Se entregó el tucumano acusado de un fraude millonario con pensiones "truchas" a la Anses

Quedó detenido e incomunicado luego de permanecer tres semanas prófugo.

27 Mar 2018
1

Paz se desempeñaba como segundo jefe de la Anses en Santiago del Estero.

El segundo jefe de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) santiagueña, Luis Manuel Paz, el tucumano acusado de un millonario fraude con pensiones "truchas", se entregó hoy tras permanecer tres semanas prófugo.

Paz, coordinador del área de Gestión prófugo de la justicia federal, se presentó en la unidad móvil de Gendarmería Nacional con asiento en Santiago del Estero y por disposición del juez federal, quedó aprehendido e incomunicado.

El nuevo detenido de la causa, que ya suma nueve entre empleados del organismo nacional y beneficiarios, hace 11 años que se viene desempeñando en cargos jerárquicos y, según los investigadores, es "el cerebro" de la organización que se dedicaba a tramitar y autorizar el pago de las pensiones "truchas".

En tanto, el juez Guillermo Molinari indagó a Ricardo Trotta, empleado de la Anses y sindicado como "la mano derecha" de Paz en el otorgamiento de los beneficios que provocaron una defraudación que supera los $ 20 millones esos. Similar trámite se cumplió con otra empleada del organismo, Graciela Saad y con anterioridad también fue interrogado César Torres.

Fraude millonario a la Anses: cuánto dinero habrían cobrado los titulares de pensiones truchas

En los próximos días, el magistrado tiene previsto indagar a los beneficiarios de las pensiones "truchas", que aparecían casados con personas que habían fallecido hace varios años y que cobraban jubilaciones que superaban los $30.000.

La investigación

Entre los principales beneficiarios figuran tres detenidos: Celeste Soledad Lucatelli, asesora y sobrina de la diputada nacional Mirta Pastoriza, que cobró un monto de $ 867.651; su hermano Héctor Lucatelli y su pareja Paola Andrea Conte, que percibieron $1.240.285. Ambos, para acceder al beneficio, fraguaron un divorcio. En el caso de la asesora del Congreso Nacional, figura que contrajo enlace con dos personas fallecidas, el mismo día y hora. Asimismo, se logró determinar que los beneficiarios cobraban previamente una importante suma de dinero en concepto de retroactivos, que se distribuía entre gestores y empleados de Anses.

Para el otorgamiento de las pensiones, por montos que oscilaban entre los $ 12.000 y $ 29.000 mensuales, eran utilizadas actas de matrimonio falsas en las que jóvenes aparecían casadas con personas fallecidas. Estas actas eran elaboradas en oficinas de Registro Civil del interior provincial.

Por su parte, el fiscal federal Pedro Simón pidió la inhibición de bienes de todos los detenidos e imputados en la millonaria defraudación al organismo nacional. En todos los casos, los apresados están acusados de los delitos de "falsificación de documentos públicos, defraudación y asociación ilícita" y en el caso de los empleados se les suma el de "abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público".

Comentarios