Oficina de Búsqueda de Personas Extraviadas: "ya no se puede esperar 24 o 48 horas para denunciar"

El ministro fiscal Edmundo Jiménez inauguró la dependencia, que funcionará durante las mañanas en los tribunales de avenida Sarmiento al 400. Se podrá hacer un registro de personas ausentes.

27 Mar 2018
1

REUNIDOS. Edmundo Jiménez, Leticia Risco y Washington Navarro Dávila. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

El ministro fiscal Edmundo Jiménez inauguró la Oficina de Búsqueda de Personas Extraviadas, la dependencia que ya funciona en los tribunales penales de avenida Sarmiento al 400 y que tiene como objetivo activar de manera inmediata los protocolos de acción ante la denuncia de extravío y un registro de personas extraviadas.

“El objetivo es que, cuando una persona desaparezca, los familiares realicen la denuncia en esta dirección para que la búsqueda comience de forma inmediata”, dijo el jefe de los fiscales.

En el acto también participó María Leticia Risco, responsable del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (Sifebu), que depende del Ministerio de Seguridad de la Nación. La funcionaria nacional manifestó que uno de los objetivos es crear un registro de personas desaparecidas en la provincia para que se sume a los registros nacionales. “En Argentina desaparecen alrededor de 10.000 personas por año”, señaló.

Risco contó que la Oficina, que funcionará por la mañana, contará con un grupo de fiscales especializados en la búsqueda de personas extraviadas. Sin embargo, aquellos casos que ya tengan un fiscal asignado no cambiarán de unidad judicial.

“Ya no se puede esperar 24 o 48 horas para denunciar que una persona está ausente, debemos terminar con esa idea, ya que cuando nos encontramos frente a un delito, las primeras horas de búsqueda son claves y estaríamos perdiendo tiempo valioso. La búsqueda inmediata podría permitir que muchas personas sean rescatadas con vida y sin daños”, manifestó, por su parte, Jiménez.

El procedimiento

El Ministro Fiscal explicó que el protocolo consiste en activar una alerta a nivel nacional apenas se realice la denuncia de desaparición. A nivel provincial, se comienza a averiguar en todos los centros asistenciales y de detención, así como en la morgue, en el lugar donde trabajaba o estudiaba la persona en cuestión. Además, se inicia una investigación para poder seguir llamadas telefónicas o cualquier pista que pueda ayudar a rastrear al desaparecido de forma más rápida e intensiva.

Cooperación

También estuvo presente en el acto de inauguración el coordinador del Plan Belgrano, Héctor Monayer. La presencia del funcionario nacional se enmarcó en la necesidad de coordinar trabajos conjuntos de cooperación para fortalecer la administración de Justicia en la provincia.

Monayer señaló a LA GACETA que existe un convenio entre el Plan Belgrano y el Ministerio Público tucumano “con el fin de favorecer la modernización de las instituciones judiciales”. Además, con respecto a la Cámara Gessell, manifestó que tiene como objetivo “mejorar el funcionamiento y capacitar a más operadores, de modo que la Cámara pueda ser usada de forma más frecuente y que pueda estar a disposición de la provincia”.

“Pusimos en conocimiento del jefe de los fiscales la existencia de un programa, que pertenece al Ministerio de Justicia de la Nación y que estaría a disposición para el fortalecimiento de la Justicia provincial. Se ayudaría con el equipamiento y la modernización de la administración de todos los procesos penales y judiciales”, manifestó Monayer.

El funcionario remarcó que desde el Plan Belgrano se está “poniendo mucho énfasis en la colaboración con la provincia”. “La inseguridad en Tucumán nos interesa mucho, en especial, los problemas en las cárceles”, aseguró el funcionario.

Por último, Monayer adelantó que se encuentra trabajando en el diseño de un proyecto para albergar 500 reclusos más en las dependencias penales.

Comentarios