“Las redes sociales deberían ser más accesibles para las personas ciegas”

Franco Salas es el primer egresado no vidente de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la UNT. En su tesis trató la accesibilidad a las redes.

27 Mar 2018 Por Magena Valentié
2

EL LUGAR TANTAS VECES RECORRIDO. Franco Salas camina con su bastón blanco por el pasillo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT. LA GACETA / FOTOS DE JOSÉ NUNO.-

Las redes sociales pueden ser grandes aliadas de las personas con discapacidad. Pero para los internautas ciegos no son muy accesibles, porque gran parte de la información que se comparte tiene contenido visual. Fotos y videos es lo que más circula por las redes. Sin embargo, solamente Facebook ofrece la posibilidad de que un lector automático describa la foto, aunque de manera muy sencilla. “Hace falta que los desarrolladores web de estos sitios, como también los encargados de los lectores de pantalla trabajen para lograr que esto cambie, y que las personas con discapacidad visual podamos tener más acceso a las redes sociales”, reclama Franco Salas, de 27 años, que la semana pasada se convirtió en el primer egresado no vidente de Ciencias de la Comunicación de la UNT.

La accesibilidad a las redes sociales no sólo es un clamor de todas las personas con discapacidad visual, también es la tesis con la que Franco egresó de la carrera. “La utilización de Facebook y Twitter por parte de personas con discapacidad visual” mereció un 10. “Las personas ciegas pueden interactuar con Facebook y Twitter siempre que se manejen textos, porque tenemos lectores de pantalla. Buscamos los comentarios y por el contexto sabemos de qué se trata porque no tenemos acceso a las imágenes. Solamente Facebook hace una descripción muy elemental de la foto o avisa por ejemplo, que se trata de una persona sonriendo, salvo que esté etiquetada y, en ese caso, dice de quién se trata”, explica el joven.

“Los videos que aparecen en las redes sociales tampoco tienen subtítulos. Los lectores de pantalla no reconocen los subtítulos cuando son traducciones de idiomas originales”, agrega. “Instagram es la red social menos accesible para las personas con discapacidad visual porque son puras imágenes”, remarca. Solamente hay una red específica para internautas ciegos: Blind Word, donde se puede compartir videos, textos y audios, pero no cuenta con un chat para comunicarse en forma directa, aclara. Franco cree que Facebook y Twitter no tardarán en desarrollar un buen lector de video y de imágenes para que las personas ciegas se puedan comunicar mejor.

El flamante licenciado conoce de cerca los medios de comunicación desde muy chico. A los nueve años podría decirse que comenzó su carrera de comunicador social. Franco conocía el mundo a través de sus dedos pequeños, que lo acariciaban todo. Con los ojitos de sus manos aprendió a leer en sistema Braille, a conocer los rostros de sus amigos y a lanzarse al juego de ser locutor radial. De la mano de Viviana Scarso, en “La Radio al revés”, que se emitía por FM Universidad, el pequeño Franco le puso alas a su voz, y hasta compartió la alegría de festejar un Martín Fierro.

A 22 años de esa primera experiencia, el jueves pasado, Franco recibió el diploma. No le fue fácil adaptarse a la universidad, sobre todo durante los primeros años. Todo el material de estudio de las distintas materias tuvo que ser digitalizado. “En esto me ayudó muchísimo el coordinador de la Comisión Interuniversitaria de Discapacidad (ex Prodis), Darío Mamaní”, dice agradecido. “Lo bueno es que ese material quedará para otros chicos que vengan con las mismas dificultades que yo”, piensa.

“Tuvimos que adaptar la materia Teoría de la Imagen y Fotografía. No sabían cómo evaluarme porque son asignaturas muy visuales. Encontramos un programa para hacerlo con lectores de pantalla que me mandaba a mi e-mail la información. También los profesores me apoyaron, pero no todos”, indica. Ahora Franco mira el futuro. Hace un año fue seleccionado por concurso para trabajar en el Poder Judicial. Sólo espera que lo llamen y, mientras tanto, se anima a incursionar en cualquier medio de comunicación que le permita contar el mundo desde otra mirada.


tres Experiencias
Un cantante, una estudiante y un coach   cuentan cómo es su relación con las redes 
Lorenzo Alderetes (33 años) es programador informático de oficio, pero se dedica a cantar en la peatonal Mendoza. “Gracias a Facebook me hice famoso”, reconoce. Su muro está lleno de videos de sus actuaciones. En tanto, Marcelo Torres (43 años, coach ontológico) usa Facebook para informarse y nada más. “Si todos los usuarios describieran las fotos que suben a la red sería más fácil, pero son pocos lo que lo hacen. Yo no subo fotos porque no estoy seguro de qué se verá allí, pero mis amigos sí lo hacen, ponen las etiquetas y una breve descripción”, dice. Pero otras personas todavía no se sumaron. Marianita Martínez, de 22 años, este año egresará de Nutrición, de la Unsta. “No me llamaba la atención porque no puedo acceder a las imágenes, pero una vez que me reciba me haré un Face para trabajar”, proyecta.
> Tres Experiencias
Un cantante, una estudiante y un coach cuentan cómo es su relación con las redes 

Lorenzo Alderetes (33 años) es programador informático de oficio, pero se dedica a cantar en la peatonal Mendoza. “Gracias a Facebook me hice famoso”, reconoce. Su muro está lleno de videos de sus actuaciones. En tanto, Marcelo Torres (43 años, coach ontológico) usa Facebook para informarse y nada más. “Si todos los usuarios describieran las fotos que suben a la red sería más fácil, pero son pocos lo que lo hacen. Yo no subo fotos porque no estoy seguro de qué se verá allí, pero mis amigos sí lo hacen, ponen las etiquetas y una breve descripción”, dice. Pero otras personas todavía no se sumaron. Marianita Martínez, de 22 años, este año egresará de Nutrición, de la Unsta. “No me llamaba la atención porque no puedo acceder a las imágenes, pero una vez que me reciba me haré un Face para trabajar”, proyecta.


Comentarios