César ha hecho del mundo su casa

24 Mar 2018
2

POR VIETNAM. César Baigorrí trabaja y visita lugares mientras viaja.

El relato de aventura de César Baigorrí (36 años, licenciado en Turismo) es un buen ejemplo del vértigo que puede tener la vida de un nómade.

Es jujeño, pero tucumano por adopción. Después de recibirse en la facultad, en 2003, se fue a Canadá para aprender inglés. Tenía solo un pasaje de ida y vuelta. Y nada más. Allá cosechó manzanas e hizo otros trabajos menores. A los seis meses volvió al país y se instaló a trabajar en el sur, donde organizaba excursiones. De ahí pasó a tener un puesto importante en un hotel all inclusive en la Patagonia. Poco tiempo después, se instaló en Buenos Aires, en otro hotel, donde trabajó casi cuatro años.

“Estaba agotado por esa forma de vida. Así que dejé todo y me fui a recorrer Latinoamérica, mientras trabajaba en fábricas, barcos, hostel y otras empresas”, describe.

César pasó por Chile, Bolivia, Ecuador, Colombia, Panamá, Nicaragua y Venezuela, entre otros países. Un año y medio se prolongó la hazaña. Volvió a su Argentina natal y desde ahí partió a Holanda, donde estuvo dos años. Después vivió en Barcelona y más tarde se fue a Asia por cuatro meses. De allí partió a Europa del Este y finalmente hizo un segundo viaje por Asia.

En Italia trabajó un mes, en Francia otro tanto. Se hizo una “escapada” hasta Croacia, para conocer el país donde había nacido su abuelo. Con su actual pareja, oriunda de Francia, volvió a la Argentina en agosto del año pasado. Desde entonces, trabaja en un hotel de Rosario.

Pura ganancia

¿Ya querés estacionarte o estás pensando en el próximo destino? La pregunta no le incomoda. Está acostumbrado a que todo el mundo le consulte. Y para todos tiene la misma respuesta: “no sé”. “Decir algo sería mentirme a mí mismo”, añade el joven, que según sus cálculos, vivió y trabajó en 65 países.

“Volvería a hacer todo de nuevo. Siento que he ganado muchísimo en todo este tiempo. Tal vez no tengo muchas cosas materiales- enfatiza - pero me quedo con todo esto: entender otras lenguas, conocer otras culturas, otra gente, ver todo los paisajes que vieron mis ojos”.

Comentarios