La situación de los liceos militares es crítica en el país

Los docentes tucumanos están realizando quites de colaboración. Una larga lista de reclamos

23 Mar 2018
1

TURNO MAÑANA. En el patio del Liceo Gregorio Aráoz de La Madrid se reúnen los docentes para reclamar.

“Desde hace años veíamos con tristeza cómo nuestro sueldo se quedaba cada vez más atrás. Pero por nuestro corazón liceísta no nos animábamos a ir a la protesta. Ahora la bomba nos explotó en las manos”, dice casi al borde de las lágrimas una de las docentes del Liceo Militar Gregorio Aráoz de La Madrid, que comenzaron el miércoles una medida de quite de colaboración. La falta de salarios justos (cobran el 40% menos que los docentes de la Provincia), de titularización de maestros y profesores, a pesar de ingresar por concurso, las malas condiciones laborales y otras razones llevaron al liceo de Tucumán a sumarse a la crisis que afecta a los nueve liceos del país.

“La cuestión es así: los liceos pertenecemos a la órbita del Ministerio de Defensa de la Nación y nuestra figura laboral es de personal civil de las Fuerzas Armadas. No tenemos ni siquiera la categoría de docentes, y esto no se ha modificado, a pesar de que se vienen haciendo muchas gestiones desde hace años”, explica Cristian García, profesor de Lengua y Literatura desde hace 14 años en la institución. “Concretamente pedimos al Ministerio de Defensa que establezca acuerdos con el Ministerio de Economía con el fin de poder resolver la situación. Nos dijeron que en el presupuesto de 2018 los fondos no alcanzan para cubrir nuestro pedido. La situación es crítica en los otros liceos. Pedimos a la comunidad que nos apoye”, pidió el joven profesor.

Tras una asamblea del personal docente, el miércoles comenzaron las medidas de quite de colaboración. “Los chicos tienen jornada completa, entran a las 6.30 y salen a las 17.30 generalmente. Nosotros dos veces al día, después de un recreo largo, no volvemos a las aulas y nos concentramos con carteles en el patio central. Así se comenzó el miércoles, continuó hoy (por ayer), y seguirá mañana (por hoy) en los horarios de la mañana y la tarde”, detalló la docente Andrea Pérez Santillán.

También habrá hoy una nueva asamblea para analizar cuándo ir a un paro, en consonancia con lo que se disponga desde el gremio del personal de las Fuerzas Armadas (Pecifa). Los padres de los alumnos también están organizando un abrazo simbólico de la institución para demostrar su apoyo a la docencia y sobre todo a la educación militar.

La crítica situación salarial de los profesores y maestros ha llevado a muchos a renunciar. “Se van porque no les conviene seguir trabajando aquí. En mi caso, tengo que trabajar en cinco escuelas para reunirme con un sueldo que me permita mantenerme”, explicó Pérez Santillán. García añadió que los docentes rinden concurso para ingresar. “Sin embargo, hay muchos profesores que ni siquiera son titulares, que están como suplentes desde hace 10 o 14 años porque no se sustancian concursos. Es importante que se revean el marco legal para regularizar estas situaciones y que desaparezca la figura de suplente porque perjudica a los docentes, ya que no gozan de los beneficios que tienen los demás, como algunas licencias”, remarcó.

El Liceo Militar Gregorio Aráoz de La Madrid cuenta con 1.296 alumnos de los distintos niveles. Los padres todos los años hacen protestas para impedir que se cierre o que la carrera sufra alguna modificación. En el resto de los liceos (son nueve de enseñanza secundaria en todo el país) la la situación es igual o peor. En todos los casos se pide la equiparación salarial de los docentes con el resto de los educadores. Sin embargo, desde hace más de 10 años la situación económica de estas instituciones ha venido en picada por falta de presupuesto. Uno de los proyectos que ya entonces se estudiaba es que los liceos militares dejen de funcionar como lo hacen desde 1938. Se analizaba la posibilidad de que las nueve escuelas de educación secundaria que tienen régimen cuasi militar sean transformadas en colegios normales y fuera de la órbita de las Fuerzas Armadas.

comentarios