Con el otoño aumentan los casos de meningitis virósicas en niños

Un chico enfermo en la escuela García Hamilton generó inquietud en los grupos de madres de las redes sociales. El Siprosa aclaró que no es grave.

22 Mar 2018
1

CAMA Y REPOSO. Los médicos aconsejan prevenir la enfermedad y acudir al médico ante cualquier síntoma. enfokedirecto.com

Apenas se supo de un caso confirmado de meningitis virósica en una escuela de Tucumán, las redes sociales estallaron. El tema se esparció como reguero de pólvora por los grupos de madres de Whatsapp. Ante el temor que causó en los padres, el director de Epidemiología del Siprosa, Rogelio Calli, aclaró que la meningitis viral no es contagiosa, ni genera ningún tipo de riesgo. “El paciente solamente es atendido con un tratamiento asintomático, ya sea para la fiebre o el vómito que pueda presentar”, apuntó. Dijo que el niño se encuentra en buen estado.

Ayer, un equipo de técnicos del Ministerio de Salud y de Educación concurrió a la escuela, ubicada en Félix de Olazábal y San Juan, para informar a los padres sobre las medidas de prevención. La escuela no cerró sus puertas y seguirá funcionando normalmente. Hasta ayer, por la tarde, en el Ministerio de Educación no se había informado sobre nuevos casos. Sin embargo, por las redes siguieron circulando versiones sobre casos de meningitis en otros colegios. El doctor Calli aclaró que no hay registrados casos de gravedad, al menos en los hospitales, y que por semana se diagnostican entre dos y tres casos de meningitis, en su gran mayoría virósicos.

“La meningitis es una enfermedad de aparición estacional, que produce inflamación de los tejidos que recubren el cerebro y la médula espinal. Se llama meningitis de la comunidad, ya que aparece en forma aislada y al azar, durante todo el año, afectando a cualquier edad o grupos de personas, en cualquier lugar de la comunidad”, explicó Calli.

En Tucumán, y en todo el país, la meningitis se da todo el año, pero sobre todo con el comienzo del otoño. Se presenta en dos formas: viral y bacteriana. “Las virales generalmente no son contagiosas y evolucionan bien; no dejan secuelas en el organismo. Dentro de las meningitis bacterianas los principales agentes son el haemophilus influenzae, meningococo y neumococo. Sólo el meningococo tiene potencial epidémico (contagio) y la frecuencia de su ocurrencia es muy baja”, señaló Calli.

Se puede prevenir

“Para la meningitis virósica no existe tratamiento específico (salvo el del alivio de los síntomas). Lo importante es saber prevenirla: airear bien los ambientes, especialmente las aulas, no compartir vasos ni chupetines, lavarse bien las manos y utilizar lavandina para higienizar los baños y los pisos de los colegios”, recomienda la infectóloga y pediatra Daniela Mussa.

“Los síntomas aparecen entre los dos y los 10 días. Generalmente son dolor de cabeza, fotofobia (cuando molesta la luz), fiebre alta, rigidez en la nuca y vómito, y raramente se complica. Lo importante es consultar al médico o a la guardia del Hospital de Niños para tratar los síntomas, que en la mayoría de los casos son benignos y no dejan secuelas. El enfermo queda en reposo y aislamiento”, señaló la especialista del Centro de Microbiología Médica.

Las meningitis más frecuentes son las que se producen a fines del verano y principios de otoño. Los virus atacan principalmente a niños niños en edad escolar, pero también a bebés y adolescentes. Si bien los síntomas son similares, la meningitis bacteriana es más grave pero puede prevenirse con vacunas: “es importante que los niños que están escolarizados tengan el carnet de vacunación al día”, insistió la doctora Mussa. A los tres años un niño que ingresa al jardín de infantes ya tendría que tener la vacunación contra los tres gérmenes más frecuente de causa bacteriana (neumococo, haemophilus y sus refuerzos y menincocica), y a los 11 años, otra dosis de la meningocócica.

Síntomas de alerta 
- Fiebre alta
- Dolor de cabeza intenso.
- Rigidez en la nuca.
- Vómitos bruscos.
- Somnolencia.
- Manchas de color rojo púrpura en la piel (lo que no implica una mayor gravedad).
- Agitación, delirio y/o convulsiones (sólo en algunos casos).
> Síntomas de alerta 
- Fiebre alta
- Dolor de cabeza intenso.
- Rigidez en la nuca.
- Vómitos bruscos.
- Somnolencia.
- Manchas de color rojo púrpura en la piel (lo que no implica una mayor gravedad).
- Agitación, delirio y/o convulsiones (sólo en algunos casos).


comentarios