Ex el jefe de seguridad del boliche al que fue a bailar Paulina contó qué recuerda de esa noche

Oscar Sadir declaró ayer en el juicio por el crimen de la joven. “Eran chicos y chicas, no recuerdo cuántos".

20 Mar 2018
1

“Eran chicos y chicas, no recuerdo cuántos. Creo que Paulina estaba vestida de blanco, con una pollera. Se arrimaron a pedirme descuento”, contó Oscar Sadir, ex jefe de seguridad de Gitana, el boliche en el que estuvo la estudiante universitaria antes de ser asesinada. El jefe de los “patovicas” del local nocturno que funcionaba en el ex Abasto, indicó además que notó al grupo de Paulina “un poco más eufóricos de lo normal” y por eso lo observó durante varios minutos.
“Les llamé la atención para que tuvieran cuidado y no golpearan a nadie”, señaló el testigo, quien se preocupó en aclarar que no protagonizaron incidentes con otras personas. También aseguró que no vio a Paulina dialogar con otras personas que no fueran las que habían llegado al local con ella. Asimismo, relató que alrededor de las 6, cuando la mayoría de los clientes se habían retirado, vio a Paulina y a una amiga “más bajita y morocha” en la vereda del edificio.
confirmación 
habrá una reconstrucción 
 Los integrantes del tribunal confirmaron a todas las partes que una vez que terminen la declaración de todos los peritos, se realizará una reconstrucción de cómo se produjo el hallazgo del cuerpo en el mismo lugar donde se produjo. Esa medida se realizará una mañana o una tarde entera, según se confirmó.
lo mejor
Se sabía que esta sería una semana caliente en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos. Pero esto recién comienza. Las declaraciones de los operarios de la Dirección Provincial de Vialidad fue solo un anticipo de lo que ocurrirá en los próximos días. Se leerán las respuestas de los fiscales Alejandro Noguera y Adriana Reinoso Cuello; el ex comisario de Enrique García que fue condenado por haber adulterado el acta del hallazgo del cuerpo y los peritos que intervinieron en la escena, serán los que deberán dar muchas explicaciones en el transcurso de las jornadas de audiencia. Esta será la parte en la que acusadores y defensores deberán agudizar su ingenio para poder mantener las estrategias que insinuaron tener en los días previos. Los jueces, en cambio, deberán hacer un esfuerzo para tratar de que los debates, que serán enérgicos, no salgan del curso.
sinceros
Después de mucho tiempo no se escuchó el “no recuerdo” durante la audiencia. Los operarios de Vialidad, sin vueltas, contaron lo que realmente sabían del caso. Casi no hubo contradicciones.
condicionados
Muchos de los testigos llegan realmente condicionados a declarar. El temor y el nerviosismo juegan en su contra. Los jueces entienden la situación y siempre tratan de calmarlos.
Sin definición
El signo de agotamiento que tienen varios protagonistas del juicio. Como no hubo una reducción de testigos, hasta el momento el tribunal no confirmó cuando se reducirán las horas de extensión del debate.

“Eran chicos y chicas, no recuerdo cuántos. Creo que Paulina estaba vestida de blanco, con una pollera. Se arrimaron a pedirme descuento”, contó Oscar Sadir, ex jefe de seguridad de Gitana, el boliche en el que estuvo la estudiante universitaria antes de ser asesinada. El jefe de los “patovicas” del local nocturno que funcionaba en el ex Abasto, indicó además que notó al grupo de Paulina “un poco más eufóricos de lo normal” y por eso los observó durante varios minutos.

“Les llamé la atención para que tuvieran cuidado y no golpearan a nadie”, señaló el testigo, quien se preocupó en aclarar que no protagonizaron incidentes con otras personas. También aseguró que no vio a Paulina dialogar con otras personas que no fueran las que habían llegado al local con ella. Asimismo, relató que alrededor de las 6, cuando la mayoría de los clientes se habían retirado, vio a Paulina y a una amiga “más bajita y morocha” en la vereda del edificio.

Los detalles de cómo hallaron el cuerpo de Paulina tornarán más tenso el debate judicial

Habrá una reconstrucción 
Los integrantes del tribunal confirmaron a todas las partes que una vez que terminen la declaración de todos los peritos, se realizará una reconstrucción de cómo se produjo el hallazgo del cuerpo en el mismo lugar donde se produjo. Esa medida se realizará una mañana o una tarde entera, según se confirmó.

Lo mejor
Se sabía que esta sería una semana caliente en el juicio por el crimen de Paulina Lebbos. Pero esto recién comienza. Las declaraciones de los operarios de la Dirección Provincial de Vialidad fue solo un anticipo de lo que ocurrirá en los próximos días. Se leerán las respuestas de los fiscales Alejandro Noguera y Adriana Reinoso Cuello; el ex comisario de Enrique García que fue condenado por haber adulterado el acta del hallazgo del cuerpo y los peritos que intervinieron en la escena, serán los que deberán dar muchas explicaciones en el transcurso de las jornadas de audiencia. Esta será la parte en la que acusadores y defensores deberán agudizar su ingenio para poder mantener las estrategias que insinuaron tener en los días previos. Los jueces, en cambio, deberán hacer un esfuerzo para tratar de que los debates, que serán enérgicos, no salgan del curso.

Sinceros
Después de mucho tiempo no se escuchó el “no recuerdo” durante la audiencia. Los operarios de Vialidad, sin vueltas, contaron lo que realmente sabían del caso. Casi no hubo contradicciones.

Condicionados
Muchos de los testigos llegan realmente condicionados a declarar. El temor y el nerviosismo juegan en su contra. Los jueces entienden la situación y siempre tratan de calmarlos.

Sin definición
El signo de agotamiento que tienen varios protagonistas del juicio. Como no hubo una reducción de testigos, hasta el momento el tribunal no confirmó cuando se reducirán las horas de extensión del debate.

Comentarios