Acuerdo para eliminar el cobro del roaming

La medida fue impulsada en la Asamblea de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones pero aún no se sabe cómo se aplicará. Tal como ya ocurre en la Unión Europea, los países de la región planean quitar cargos adicionales al usuario por ese servicio. No se convocó aún a las compañías del sector

20 Mar 2018
1

AVANCES. La intención es fomentar la continua mejora del servicio para beneficiar a los usuarios y hacer más inclusiva la comunicación por celular.

Los gobiernos de Latinoamérica asumieron el compromiso de avanzar en la eliminación del cobro del roaming al usuario final para las llamadas cursadas en la región.

Autoridades de los países de la región establecieron el compromiso en la Declaración de Buenos Aires, documento redactado en el marco de la VII Asamblea del a Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel). “Como estados tenemos el deber de generar las condiciones para que los ciudadanos se comuniquen sin barreras e incentivar las inversiones y los despliegues para que los operadores ofrezcan un servicio accesible y de calidad”, afirmó el ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

El funcionario aseguró que la “Declaración de Buenos Aires es un fiel reflejo de estas prioridades y del compromiso como país con la reducción de la brecha digital”.

La propuesta para dar de baja estos cobros fue suscripta por los representantes de Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Trinidad y Tobago y Uruguay.

En rigor, actualmente cada compañía tiene diferentes planes según los clientes, y el destino al que se dirige. En la reunión, se definió la presidencia del Comité Directivo permanente de Citel para el período 2018-2022, cargo que asumió el titular del Ente Nacional de Comunicaciones, Miguel De Godoy.

Los representantes de las delegaciones también definieron que los gobiernos se comprometen a incentivar el despliegue de infraestructura y el desarrollo de servicios de telecomunicaciones, así como a fomentar una continua innovación tecnológica, entre otras acciones.

Uno de los objetivos comunes es fomentar marcos regulatorios que propicien la inversión procurando la mejora de la calidad y la diversidad de los servicios.

Antecedente europeo

La medida tiene un antecedente cercano: el de la Unión Europea, que eliminó el cobro de roaming entre sus países miembro en junio de 2017. Como consecuencia de esto, el porcentaje de viajeros que usaron datos móviles en el extranjero dentro del mercado común europeo con la misma frecuencia que en sus países creció del 15% al 31%, según reportó El País.

Consultadas por el diario La Nación, fuentes de la compañía Claro aseguraron que el operador dejó de cobrar por servicios de roaming hace dos años cuando lanzó sus planes América, que ofrecen a sus clientes itinerancia a precio local en todo el continente (excepto Venezuela y Cuba).

Movistar, por su parte, señaló que la prestación también está disponible para sus clientes del plan One.

Todavía no está claro cómo va a ser la implementación de este beneficio. Pero por ejemplo, si bien Chile no formó parte de la Declaración de Buenos Aires, el gobierno argentino firmó a fines del año pasado un tratado con su par trasandino para eliminar el roaming en las comunicaciones entre ambos lados de la cordillera, que se espera esté en plena vigencia hacia el año 2020. Algo similar debería ocurrir con cada uno de los países que firmaron la Declaración de Buenos Aires.

La eliminación del roaming en los países europeos incentivó el uso de las telecomunicaciones y las compañías se vieron más beneficiadas por el crecimiento de los distintos servicios que por la quita de un concepto a cobrar. Eso es lo que, en el marco de los encuentros celebrados en Buenos Aires, se pretende conseguir.

Comentarios