Legisladores, contra el “tarifazo” a farmacias

Proponen aliviar la carga tributaria, incrementada en diciembre. Los proyectos elevados provienen de espacios políticos distintos, pero coinciden en que el sector está en problemas

19 Mar 2018
1

CAÍDA EN LA RENTABILIDAD. Las farmacias venden medicamentos, pero no pueden “fijar” los precios. la gaceta / foto de ANALíA JARAMILLO

Lo advirtió el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Emilio Alves: debido a la suba impositiva impulsada por el Gobierno provincial para este año, existe el riesgo de que los locales del rubro se vean imposibilitados a seguir trabajando con obras sociales. Ante este cuadro, legisladores elevaron distintos proyectos que apuntan a aliviar la carga impositiva.

Los representantes del sector vienen manteniendo reuniones en la Casa de Gobierno y en la Legislatura para manifestar su preocupación por el impacto financiero del incremento tributario aplicado en diciembre, en la última sesión del año pasado.

Al igual que otras actividades, como gastronomía, hotelería y el alquiler de salones de fiesta, los farmacéuticos registraron un incremento en las alícuotas expresadas en el Código Tributario de la Provincia. “En salud, la diferencia entre la vida y la muerte del paciente es el medicamento”, afirmó Alves, en alusión a que su sector acusó una suba impositiva del 40% (la alícuota sobre IIBB para venta al por menor de productos farmacéuticos pasó del 2,5% al 3,5%).

El problema de esta actividad, explicó Alves en una entrevista reciente, es que no “fija” los precios finales, ya que los topes son regulados por la Nación. Así, no sólo las ganancias se verían afectadas. “Para poder trabajar con las obras sociales, la mayoría de los convenios exigen un aporte (de las ganancias), que pueden ir del 30% al 70% de la rentabilidad”, advirtió el Colegio de Farmacéuticos. A raíz de los nuevos costos, esos acuerdos corren peligro.

Este año, a partir de los reclamos del sector, legisladores de distintos espacios elevaron tres proyectos por separado para aliviar la carga tributaria.

Los radicales José María Canelada y Adela Estofán propusieron retrotraer los valores a los fijados antes de la suba de diciembre pasado (2,5%). Recordaron que en 2017 la Provincia adhirió al Consenso Fiscal impulsado por la administración nacional de Mauricio Macri. “Tucumán cumplió con eliminar algunos impuestos. Sin embargo, y a contrario sensu del espíritu de lo pactado, elevó las alícuotas de IIBB en otras actividades que no estaban expresamente incluidas”, indicaron en la iniciativa.

Silvio Bellomío y Christian Rodríguez (Peronismo del Bicentenario) propusieron como alternativa una modificación en la base imponible, con el fin de atenuar el impacto de los nuevos valores. “(El sistema actual) pone en peligro de cierre a pequeñas y medianas farmacias, que no podrían soportar razonablemente la incidencia del incremento impositivo en su rentabilidad”, indicaron los peronistas alineados a Cambiemos.

El proyecto más reciente, firmado por el opositor Claudio Viña (Nueva Fuerza) y la oficialista Nancy Bulacio (PJ-Tucumán Crece), plantea una solución similar a la expresada por Bellomío y Rodríguez. “Tucumán, aprovechó (el Consenso Fiscal) y realizó un verdadero tarifazo tributario, que impactó en algunas actividades de servicios y fundamentalmente en la venta y distribución de medicamentos”, remarcaron Viña y Bulacio.

Comentarios