Forestello supo cambiar a tiempo

El DT "santo" aliviado porque las variantes rindieron fruto.

18 Mar 2018
1

¡PIENSEN! Parece decirle Forestello a sus dirigidos. El equipo no jugó bien en la etapa inicial, pero en el complemento fue otro. foto de matías napoli escalero (especial para la gaceta)

BUENOS AIRES. (Marcelo Androetto, especial para LG Deportiva).- “Lo más importante fue acomodar las piezas que no estaban funcionando”. Con esas palabras, Darío Forestello explicó la “otra cara” que San Martín mostró en el segundo tiempo ante Almagro, un rostro pálido que devino en rozagante debido a cómo movió el tablero el entrenador.

El movimiento clave para alzarse con un empate de un reducto difícil como el “3 de Febrero” fue el ingreso en el entretiempo de Alejandro Altuna por Gabriel Graciani, que sirvió para reacomodar todas las fichas de una. Con Altuna adueñándose del medio, Juan Galeano pudo dedicarse a lo que mejor hace: distribuir juego y asociarse al ataque.

“En el primer tiempo no lográbamos trabajar sobre las segundas pelotas. Estuvo muy solo Juan, y después con Alejandro nos equilibramos, nos hicimos dueños de la pelota y entramos como correspondía, con paciencia, con tenencia… lo metimos en un arco a Almagro”, argumentó “Yagui” ante una pregunta de LG Deportiva.

En relación a qué les dijo a sus jugadores durante el intervalo, el DT afirmó: “Teníamos que reacomodar las piezas. Eso fue lo más importante. Y después, que nos estábamos jugando una final, que lo saben, y que jueguen el segundo tiempo como habíamos terminado el primero, debíamos continuar de esa forma pero sobre todo posicionarnos mejor”.

Con todo, Forestello no se consideró el “padre” del empate ante el “Tricolor”. “No lo empaté yo, lo empataron ellos. Si bien toman las órdenes que uno les puede llegar a dar, después en el campo de juego son ellos los que deciden”.

Además, precisó: “luego del 1-1 a lo mejor nos aceleramos y no filtramos bien la pelota a Claudio (Bieler), sino tal vez ganábamos. Pero el ímpetu nos llevó a probar de media distancia y a querer meter la pelota contra un palo. Igual hicimos un gran segundo tiempo”.

¿Se ganó un punto o se perdieron dos? “Si hubiésemos jugado todo el partido como el segundo tiempo habría sido un empate con gusto a poco, pero en el primer tiempo dominaron ellos. Después nosotros hicimos un gran segundo tiempo. Fuimos protagonistas y tal vez lo hubiésemos podido ganar. Igual, el resultado fue importante”.

Comentarios