Carta de lectores

18 Mar 2018

Inseguridad (I)

Quiero hacer llegar por este medio mi pedido al Gobernador de que busquen la forma de frenar la inseguridad que estamos viviendo a diario los tucumanos. El viernes fui víctima de estos denominados ?rompevidrios?, quienes se llevaron todas mis pertenencias cuando me dirigía a mi lugar de trabajo en el cual soy docente. ¿Hasta cuándo seguiremos con tanta inseguridad? Tenemos ministro nuevo y no veo ningún avance con respecto a este tema. Le escribo esto como ciudadana, como esposa, como madre de cuatro hijos y dos nietos. Estoy cansada de salir a trabajar e ir con miedo por las calles de nuestra provincia sin saber si luego regresaré a casa a salvo a ver a mi familia. Por favor le pido que tome cartas en el asunto y dé respuestas concretas, porque cada vez empeora esta situación.

Sandra Deolinda Santucho[email protected]

Inseguridad (II)

Imperdibles los análisis de Federico Türpe y Roberto Delgado (17/3). Estamos muy, pero muy mal. Hay 186 asentamientos de emergencia en Tucumán donde viven unas 150.000 personas, donde domina la violencia, la exclusión y la estigmatización, en los cuales la acción del Estado es totalmente ineficaz (Roberto Delgado). No hay un diagnóstico global de las causas de la violencia social que padecemos. No hay especialistas trabajando en la materia y no hay voluntad en resolverlo por parte del Gobierno (Federico Türpe). Por mi parte, afirmo que el desgobierno del alperovichismo manzurista acentuó los males de esta tragedia. Se modificaron las prioridades y las urgencias en el gasto público: Alperovich hizo sancionar en su primer gobierno la ley 7.311 que posibilitó a más de 30.000 empleados públicos cobrar sin trabajar durante años. Ñoquis por ley. Una malversación gigantesca de fondos públicos. En sus tres gobiernos, la planta de empleados subió de 40.000 a 80.000, entre provinciales, municipales y comunales, pagados con dinero del pueblo con insoportables incrementos de impuestos. Manzur, en medio de inundaciones devastadoras del sur tucumano, y de una escalada jamás vista de acciones delictivas y de asesinatos, impone como prioridad en el gasto público, construir un centro cívico y estadio “único”, por cifras siderales, pagando sólo en concepto de honorarios de estudio de arquitectura de César Pelli varios millones de dólares. Sin siquiera convocar a licitación pública por estas obras faraónicas. Mientras tanto, el paco y las restantes drogas hacen estragos en nuestra niñez y juventud y la Policía tiene increíbles carencias. Le faltan hasta chalecos antibalas. Las cárceles están colmadas, al igual que las comisarías, donde no pueden estar los acusados de delitos. El incremento delictivo, expresa Türpe, exige un abordaje multidisciplinario: con cárcel y balas no se soluciona esta tragedia que vivimos los tucumanos. Menos aún, sostengo por mi parte, con un gobierno que trastoca -con la complicidad del oficialismo de la Legislatura- las prioridades que deben resguardarse para afrontar con el dinero recaudado del pueblo, la atención de sus problemas más angustiantes, entre los cuales el de la inseguridad es absolutamente prioritario.

Luis Iriarte[email protected]

Inseguridad (III)

Yo creo que vivimos en una sociedad que está insegura, violenta, permisiva, quejosa, cobarde, hipócrita, cómplice, fracasada como familia y con hogares destruidos, que no sabemos dar amor, ni sabemos gobernar a nuestros hijos, y con un Estado que también es un fracaso total, por la falta de compromiso y el alto grado de corrupción reinante en en los tres poderes y en las instituciones; con una iglesia que tampoco acompaña al pueblo como debe ser y transmitir ese mensaje de paz y de amor, y con una prensa también sensacionalista, difamadora y también corrupta. Yo creo que tenemos que mirar con profundidad hacia dentro de uno mismo, hacer una mea culpa y sacarnos lo que no sirve y empezar a vivir y convivir con las cosas buenas. Si realmente queremos seguridad, primeramente tenemos que estar seguros de querer vivir en una sociedad segura. Dios bendiga a esta sociedad y la lleve a reflexionar con la seguridad de que primero tengo que cambiar yo. Es una reflexión de un ciudadano preocupado por el alto grado de inseguridad y violencia que estamos viviendo.

Rodolfo LunaPasaje sin nombre 550 Villa 9 de Julio San Miguel de Tucumán

Todos somos responsables

Se ve y se escucha a tanta gente informando, opinando, vaticinando, aconsejando, descalificando, denunciando y tantas otras actividades pero la verdad es que nunca llegamos a ninguna parte. Pregunto: ¿alguien tiene la solución a nuestros innumerables problemas? Creo que nadie. Lo digo con respeto; muchas de estas personas son gente que ya estuvo y quieren volver; algunos que nunca estuvieron y otros que lo intentaron y no pudieron. Los innumerables programas terminan día tras día generalmente con “malas nuevas”, por lo que seguimos llenos de incertidumbre y sin solución a la vista. Los argentinos debemos comenzar por hacer una verdadera autocrítica, todos tenemos parte de la culpa de lo que nos pasa; algunos más otros menos pero todos somos responsables. Somos un país que posee innumerables riquezas pero deberemos comenzar por entender que estamos pobres, caímos en picada y seguimos cayendo en todos los aspectos fundamentales para ser un gran país que hoy, sin dudas, perdió su norte. Más bien tarde que nunca, el Gobierno debería decir la verdad de la difícil situación que se atraviesa; la sábana está corta y no hay otra solución que hacer una verdadera “patriada”. Los costos y los sacrificios deberemos hacerlos entre todos, comenzando por los que más posibilidades tienen. Hoy se habló de reducir los pasajes para viajes a los miles de diputados y senadores y se concluyó que no sería relevante el ahorro; pero hay en Argentina millones de gastos que por si solos son irrelevantes, pero que sumados todos ellos serían más que significativos; además se debe predicar con el ejemplo ya que hasta hoy el hilo se sigue cortando por lo más delgado. Nuestro país está viviendo un momento tan difícil y crucial que quizá podríamos revertir esta vergonzosa historia que juntos supimos construir. No es la solución intentar “rearmarse” como algunos proponen para volver al ruedo ¿a hacer qué? Si ya estuvieron y, a las pruebas me remito, sólo basta vernos debatiéndonos entre terribles flagelos. Si tienen la solución, pónganla sobre la mesa... lo cierto es que no la tienen y son meros intentos de volver para seguir cubriendo apetencias personales. Argentina gasta más de lo que tiene, aparte de haber sido patéticamente saqueada en los últimos años, esa es la única realidad. Pretender que el mundo confíe en nosotros es irrisorio si nosotros mismos perdimos la confianza en nuestro país. Ni el actual presidente junto a su equipo, ni ningún otro, sea del partido que sea, podrán sacarnos de esta situación. Sólo el verdadero amor a la patria y a nuestra descendencia podrán obrar el milagro. Deberemos ponernos la camiseta Argentina y convertirnos todos en patriotas. Hay muchos países que después de verdaderas catástrofes lo lograron.

Noemí Barrenechea[email protected]

La ruta a amaicha

Leí en LA GACETA que el Presidente de la República prevé visitar el Centro de Interpretación de Quilmes, en los Valles Calchaquíes, una obra fenomenal que sale de la mediocridad de estos gobiernos enclenques que sólo hicieron malas obras públicas y lo poco que se hizo notable fue por una participación activa de la Nación. Seguramente lo trasladarán en helicóptero, aduciendo que el ingeniero Macri tiene poco tiempo, pero en verdad es que al Gobernador de la Provincia se le caería la cara de vergüenza con transitar la ruta 307 desde Tafí del Valle a Ampimpa. Un reclamo permanente de reparación o repavimentación de turistas, residentes de Santa María, Amaicha, Colalao del Valle y del mismo Cafayate que no les hizo mella a los escasos planes de infraestructura vial de Tucumán. Si comparamos nuestros caminos, en especial este que conecta con la zona de mayor turismo de la provincia, con las provincias vecinas, nos damos cuenta de que hemos mal pavimentado y hecho cordón cuneta en poblados del interior con fines electoralistas que hoy ya están deteriorados por la mala calidad de ejecución de las obras, que sólo sirvieron para enriquecer a varios patrocinantes y funcionarios. Sería bueno que el Gobernador le haga un pedido al Presidente para que resuelvan de una buena vez los problemas de infraestructura que sufrimos y en muchas ocasiones con afectaciones sociales y económicas para la población tucumana.

Julio FigueroaMarcos Paz 623San Miguel de Tucumán

“El Vizcacheral”

Sobre los artículos relacionados con el teniente general Roca, en cuanto a su lugar de nacimiento, aparecidos en estos últimos días en ese reconocido diario, considero necesario esclarecer sobre el mismo, aunque es más que loable el homenaje realizado en Las Talitas. La Comisión Nacional del “Monumento al Teniente General Roca”, en su informe final sobre “La casa donde nació Roca”, y que fuera publicado en 1938, ya nos esclarece que dicho nacimiento fue en la ciudad de San Miguel de Tucumán. La finca “El Vizcacheral”, era de propiedad de Juan Bautista Paz y Figueroa, padre de Josefa Agustina Paz casada con el coronel José Segundo Roca, a los que les dona para actividades rurales y descanso. Estos fueron los padres del que no solamente fuera dos veces presidente de la República, por cuanto ejerció también varias veces la presidencia de la Nación, al ser presidente provisional del Senado de la Nación de Juárez Celman, Pellegrini y Uriburu. Además el prestigioso historiador Ventura Murga es contundente al dilucidar en su trabajo sobre la temática, no sólo de su genealogía y acta de bautismo; al recordarnos una carta del mismo Roca dirigida a un vecino de Monteros, en la cual expresa que nació en San Miguel de Tucumán. Aprovecho esta sección para señalar otras ligerezas, como el caso que nos impusieron un estandarte de un batallón como bandera provincial, o la llamada casa Sucar cuyo verdadero nombre sería la de Barbieri o los que se auto designan o sentirse descendientes de próceres o de naturales. En este último caso sin documentación válida alguna, genealogía científica o por lo menos un ADN. Hay instituciones de estudios históricos, conformadas por reconocidos investigadores, que pueden intervenir y ser convocados ad-honorem, a los fines de pronunciamientos sobre cuestiones históricas. Para finalizar, Nicolás Remigio Aurelio Avellaneda, nacido un 3 de octubre, y debe su segundo nombre por ser el día de San Remigio y Alejo Julio Argentino Roca, nacido un 17 de julio, también por ser ese día el de San Alejo, gracias a ellos, el primero como Presidente de la Nación, generador de la Conquista del Desierto y el segundo como su Ministro de Guerra, estratega y Jefe de la Campaña, nacidos en la provincia más pequeña del país, recuperaron e incorporaron para la Nación argentina, dos tercios de su actual territorio.

Justino Terán[email protected]

Comentarios