EEUU aceptará peticiones por los aranceles

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que empezará a aceptar las peticiones de exclusión de productos de los nuevos aranceles a la importación de acero y aluminio.

18 Mar 2018
1

EL MANDATARIO DE ESTADOS UNIDOS. Trump ayer en la Casa Blanca. REUTERS

WASHINGTON.- El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que empezará a aceptar desde mañana las peticiones de exclusión de productos de los nuevos aranceles aprobados por el presidente Donald Trump a la importación de acero y aluminio, aunque las decisiones podrían tardar en llegar hasta 90 días.

En un anuncio publicado ayer en el sitio web del Registro Federal, el Departamento de Comercio señaló que la fecha efectiva para presentar los pedidos sobre sus reglas y procedimientos será el 19 de este mes.

La agencia indicó que prevé la recepción de unas 4.500 solicitudes de negocios estadounidenses en busca de exclusiones de productos de acero y aluminio importados que no se encuentran disponibles en una cantidad o calidad suficientes para los fabricantes locales.

No obstante, incluso aunque se acepten estos pedidos, las compañías podrían verse obligadas a pagar costos más altos por los aranceles a sus productos importados durante un plazo de hasta tres meses.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos ha recibido orden de empezar a recaudar los aranceles del 25% sobre el acero y del 10% sobre el aluminio a las 12.01 del 23 de este mes.

El viernes pasado, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente chino, Xi Jinping, debatieron por teléfono sobre el exceso de capacidad en el sector del acero y se mostraron partidarios de seguir trabajando en el marco del G-20 para lograr encontrar soluciones. “En este contexto destacaron la importancia de una cooperación multilateral estrecha en el ámbito comercial”, indicó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

La enorme industria acerera de China es un blanco importante de Trump. El país asiático rechaza las acusaciones de vender su exceso de acero a otros mercados por debajo del costo de producirlo, aunque sí reconoce tener excedente de acero debido a las numerosas plantas siderúrgicas en el país. (Reuters-DPA)

Comentarios