El jardín se mete en la casa, con plantas altas y hojas grandes

Estas especies son tendencia, al igual que las “miniselvas” en espacios reducidos. Agruparlas y darles altura son los tips de los especialistas.

07 Mar 2018

¿Quién no tuvo un helecho colgado en su casa allá por los 90? En esa década también los potus crecían desde lo alto de las heladeras y caían hasta el piso, al igual que los brotes de las batatas. Pero como sucede en la decoración y en la moda, las tendencias cambian, rotan. Hoy con las plantas de interior se intenta lograr pequeños jardines puertas adentro, en diferentes alturas, con hojas grandes que se han impuesto desde el año pasado: philodendron y ficus lyrata (o pandurata) ya se apuntan este año como las más elegidas. Pero todavía las sansevieria (o cola de tigre) abundan en esos espacios repletos de verde.

Esta clase de follaje es un atractivo en el diseño y en la decoración. Y eso se nota cuando se incorporan plantas naturales bajo techo y papeles o telas estampadas, que pueden convertirse en almohadones o tapizados de sillas y sillones. Es por ello que el diseñador de interiores tucumano Diego Jurao comenta que se está usando el concepto de llevar el exterior al interior y que -por lo tanto- las plantas son muy efectivas para otorgarle vitalidad a un espacio. Es que en el mundo se apunta a un estilo de vida más orgánico y conectado con la naturaleza y el diseño acompaña este concepto aportando plantas, por ejemplo.


Más allá de las cuestiones estéticas, estar rodeados de plantas dentro de casa aporta muchas cuestiones positivas, señala Agostina Sacco, diseñadora y arquitecta tucumana que creó Linneo, un emprendimiento de macetas con plantas para interior y exterior.

“Los espacios condicionan a las personas; si está rodeada de verde será una de las claves para la felicidad. Es que las plantas además de ser purificadoras del aire y de retener el polvo, aportan relajación. Está comprobado que el contacto con la naturaleza es muy positivo para los seres humanos”, opina Sacco.


Para elegir una planta para un hogar, la arquitecta recomienda tener un charla previa: “primero hay que preguntar cuál es la condición climática que tendrá. Sol pleno o interior sombrío, por ejemplo. Lo ideal es que la persona tenga una experiencia positiva, que pueda llegar a disfrutar de ver crecer una nueva hoja y que no se le muera al mes y sienta que no tiene la ‘mano verde’. Por eso se necesita un buen asesoramiento”. Sobre las macetas, apunta a las de gris cemento como mejor opción, ya que son elementos neutrales, tanto por su color como en las formas; y al mismo tiempo son combinables con todos los estilos decorativos, desde un minimal a un boho, por ejemplo.

Especies

Entre los tipos de ejemplares que se están usando en decoración de interiores, y que se pueden encontrar en Tucumán, Jurao enumera cuatro: strelizia gigante blanca (o ave del paraíso), ficus lyrata, alocasia (u oreja de elefante) y sansevieria. Y claro, son principalmente plantas de hojas grandes y la elección -por supuesto- dependerá de las dimensiones del lugar y de la cantidad de luz natural que tenga el espacio.


Por ejemplo, la sansevieria es una planta muy fácil de conseguir, de mantener y de reproducir. Puede ir en macetas grandes o pequeñas, en el interior de la casa o afuera. “Es una planta muy resistente”, resalta el diseñador. Mientras que Sacco apunta a la gran variedad que hay de esas plantas también llamadas cola de tigre: se consiguen plateadas, cónicas, enanas. “Somos coleccionistas de sansevieria. Es una planta muy recomedada, ruda, y requiere de pocos cuidados”, detalló.

Para interiores, la arquitecta también recomienda colocasia (llamada orejas de elefante), que tiene hojas en forma de corazón; monstera (o costilla de Adán), a las que se puede cortar y poner en agua durante semanas); y otras para interiores sombríos, como calathea (con particular belleza en el diseño de sus hojas), aglaonema (con crecimiento rápido) y maranta (algunas tienen hojas con líneas rosadas). Mientras que los sitios de decoración, como los de instagramers especializados en jardinería, señalan al ficus lyrata (o pandurata) como la planta ideal para decorar porque tiene gran porte, es de larga vida y resulta “un golpe verde”.

¿Y el riego? Sacco sostiene que a grandes rasgos las plantas de interior requieren de un riego menos intensivo por no estar expuestas al sol. Pero hay que analizar cada caso para no fallar: “es una cuestión de conexión con la planta, prestarle la atención para saber cuándo necesita algo y cuándo no”.


Comentarios