Un hallazgo en el desierto de Atacama replantea hipótesis sobre la vida en Marte

Descubrieron bacterias que se mantienen mucho tiempo en vida latente.

28 Feb 2018
1

MODELO. Hay muchas semejanzas entre el desierto de Atacama y Marte.

Todo empezó aquí cerquita nomás, en el desierto de Atacama, en Chile, uno de los sitios más inhóspitos de la Tierra. Fue en 2015, cuando el astrobiólogo alemán Dirk Schulze-Makuch viajó con un equipo internacional a la zona más seca de ese desierto, el lugar más árido del planeta.

Los investigadores buscaban establecer si existía vida allí... y justo entonces ocurrió algo muy poco frecuente: llovió. Como consecuencia se produjo lo que la BBC Mundo describe como una explosión de actividad biológica, justo cuando había testigos calificados para observarla. Y la consecuencia abre puertas insospechadas: los científicos piensan que los microbios hallados en el lugar pueden ser un indicio de que hay vida en Marte.

Los resultados de aquella expedición (y de las realizadas en los dos años siguientes) fueron publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Creemos que estas comunidades microbianas pueden permanecer latentes durante cientos o incluso miles de años en condiciones muy similares a las que pueden encontrarse en un planeta como Marte y luego volver a la vida al llover”, destacó Schulze-Makuch.

Sucede que en los viajes posteriores hallaron que, ante la ausencia de humedad, las comunidades microbianas que habían visto activarse se retraían al estado de latencia. “Nuestros descubrimientos tienen importantes repercusiones en la búsqueda de vida en Marte, que solía ser mucho más húmedo de lo que es ahora -escribió Schulze-Makuch en la revista de divulgación científica Air & Space-. Pero incluso hoy en día eventos ocasionales pueden proporcionar humedad a microorganismos latentes”, agregó.

Expectativas

Hace miles de millones de años, Marte tenía océanos y lagos, y es posible que en ellos existieran formas simples de vida. Últimamente, distintas investigaciones afirman que en la actualidad en la superficie de Marte podrían existir minerales en estado hidratado, corrientes de agua salada y hasta tormentas de nieve nocturnas.

“Al igual que en las áreas más secas de Atacama, cualquier microbio en Marte podría reactivarse al entrar en contacto con suficiente humedad” -escribió Schulze-Makuch-. “En ese caso, el planeta puede no estar tan sin vida como alguna vez pensamos”.

Comentarios