Mañana abre la feria de arte en Madrid, sin países invitados

Hasta el domingo, más de 100.000 visitantes recorrerán las propuestas artísticas de 208 galerías, de 29 países

20 Feb 2018
1

“FUTURO”. La apuesta en esta edición no es solo la exhibición de obras sino el trabajo con un concepto. Feria Internacional de Arte Contemporáneo

La búsqueda del arte del futuro y de nuevos coleccionistas son los ejes sobre los que girará este año la Feria de Arte Contemporáneo de Madrid ARCOmadrid, que abre mañana las puertas a una nueva edición.

La principal cita con el arte en España, que espera atraer a unos 100.000 visitantes hasta el domingo, renuncia este año a invitar a un país concreto, como ha hecho tradicionalmente, y apuesta en su lugar por un sugerente programa temático bautizado como “Futuro”. “En esta edición no habrá un país invitado, sino un concepto”, postula el director Carlos Urroz.

Bajo el lema “El futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer” y parafraseando al escritor argentino Jorge Luis Borges, la propuesta carece sin embargo de una ambición previsora. No pretende ser una especie de “show room” de las próximas temporadas del arte, explicó a DPA la comisaria Chus Martínez, una de las tres artífices del programa.

Lejos de pronosticar tendencias, de las que se ha apropiado la industria, la intención es “presentar un lugar desde el que conviven sin complejos muchas formas de entender el presente desde el mundo del arte”. La industria nos dice que un iPod tiene más futuro que una cerámica, pero en el mundo del arte esos conceptos no sirven, cree la comisaria.

Participan 208 galerías de 29 países, de las cuales siete son argentinas. El año pasado, en este evento participaron dos artistas tucumanas (Mariana Ferrari y Lucrecia Lionti) en diferentes envíos y la obra de una de ellas ingresó al Museo Reina Sofía.

En esa línea, no se apuesta necesariamente más por arte digital o el uso de nuevas tecnologías o por artistas jóvenes. La selección es multidisciplinar y abarca diversas generaciones.

“Se trata de abrir posibilidades y no enfocar todo a un solo canal con más opciones comerciales”, resume Martínez. “No queremos ilustrar una idea de futuro, sino que es nuestra relación con el arte la que originará el futuro”, agrega.

Comentarios